Antje Jackelén, arzobispa de Uppsala y máximo líder de los luteranos suecos junto al Papa Francisco en el Vaticano. Foto: Twitter @BiskopAntje
Antje Jackelén, arzobispa de Uppsala y máximo líder de los luteranos suecos junto al Papa Francisco en el Vaticano. Foto: Twitter @BiskopAntje
Tags:

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco recibió hoy en audiencia a Antje Jackelén, arzobispa de Uppsala y máximo líder de los luteranos suecos e instó a esa comunidad cristiana a unirse a favor de quienes sufren miseria y violencia.

La clérigo encabezó una delegación de la Iglesia evangélica-luterana de Suecia que tuvo un encuentro con el papa Francisco en el Palacio Apostólico del Vaticano, donde el dijo que la “comunión fraterna” debe ser estimulada por el ejemplo de los cristianos perseguidos.

“Es de urgente actualidad la cuestión de la dignidad de la vida humana, que siempre debe ser respetada, como también los temas relacionados con la familia, el matrimonio y la sexualidad, que no pueden ser callados o ignorados por temor de poner en riesgo el consenso ecuménico ya alcanzado”, apuntó.

“Sería una lástima si en estas importantes cuestiones se consolidaran nuevas diferencias confesionales”, apuntó.

Además, agradeció la acogida dada en Suecia a muchos exiliados sudamericanos en los tiempos de las dictaduras y reconoció que aquella fue una “acogida fraterna” que “hizo crecer a las familias”.

Insistió en que los católicos no pueden prescindir del diálogo como camino para superar la división entre los cristianos