AP Foto/Oleg Belyakov
AP Foto/Oleg Belyakov

CANADÁ.- El primer ministro de Canadá Justin Trudeau señaló el lunes que las 176 personas que viajaban a bordo de un avión comercial ucraniano que fue derribado por un misil iraní estarían vivas de no ser por las tensiones que han escalado en la región.

Trudeau fue cuidadoso al no responsabilizar al presidente Donald Trump por las muertes de los pasajeros, entre los que había 57 canadienses, después de que el mandatario estadounidense ordenó el asesinato del general Qassem Soleimani, el general de mayor rango de Irán, mediante un ataque aéreo realizado en Bagdad.

“De no haber existido una escalada reciente en la región, esos canadienses estarían en este momento en casa con sus familias. Es lo que sucede cuando se tiene un conflicto y una guerra. Los inocentes cargan con el mayor peso”, dijo Trudeau en una entrevista con Global News Television.

Algunos canadienses, incluyendo el principal líder corporativo del país, culpan parcialmente a Trump de las muertes. Trudeau ya se comunicó con el mandatario estadounidense.

“He hablado del tremendo dolor y la pérdida que sienten los canadienses y la necesidad de respuestas claras de cómo sucedió esto y cómo nos vamos a asegurar de que no ocurra nunca más”, dijo Trudeau.

El mandatario canadiense añadió que “obviamente” le hubiera gustado una advertencia antes de que Trump ordenara la muerte de Soleimani. Canadá tiene tropas en Irak como parte de la misión de entrenamiento de la OTAN.

Trudeau dijo que hay una gran molestia con Irán.

“Se exige justicia. Y eso es algo que debe esperarse por completo y debe ser atendido de manera muy cuidadosa por el gobierno iraní”, dijo Trudeau.