Tags:

FRANCIA.- Una docena de países y grandes empresas tecnológicas como Facebook, Google y Twitter prometieron el miércoles encontrar la manera de impedir que se usen las plataformas de internet para difundir el odio, organizar grupos extremistas y transmitir actos terroristas.

Gobernantes encabezados por el presidente francés Emmanuel Macron y directivos de empresas se reunieron en París para recopilar un conjunto de normas titulado “Llamada de Christchurch a la Acción”, por la ciudad de Nueva Zelanda donde un ataque a mezquitas en marzo cobró 51 vidas. Parte del ataque fue transmitido en vivo por Facebook, lo que provocó indignación generalizada y estimuló el debate sobre la regulación de las redes sociales.

El proyecto de acuerdo, elaborado por los gobiernos de Francia y Nueva Zelanda, busca impedir abusos similares por internet a la vez que insiste en que se deben conservar “los principios de un internet libre, abierto y seguro, sin comprometer los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

El documento fue aprobado por empresas tecnológicas como las estadounidenses Amazon, Facebook, Google, Microsoft, Twitter, YouTube, las francesas Qwant y DailyMotion, y la Fundación Wikimedia. Los países que lo respaldan son Francia, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Canadá, Irlanda, Jordania, Noruega, Senegal, Indonesia y el organismo ejecutivo de la Unión Europea.

La Casa Blanca dijo que coincidía con el mensaje general de la “Llamada de Christchurch”, pero que no quería firmarla.