ESTADOS UNIDOS.- El teléfono del fundador de Amazon y propietario del Washington Post, Jeff Bezos, fue hackeado, en lo que parece ser un intento del príncipe heredero de Arabia Saudí para “influenciar, si no es que silenciar” el reporteo que el diario hace sobre el reino, dijeron el miércoles dos expertos de derechos humanos de la ONU.

Los expertos pidieron una “investigación inmediata” por parte de Estados Unidos en relación con un reporte solicitado por Bezos que mostró que lo más probable es que el teléfono del empresario multimillonario haya sido hackeado luego de que recibió un video en formato MP4 enviado desde la cuenta de WhatsApp del príncipe heredero Mohammed bin Salman después de que los dos hombres intercambiaron sus números telefónicos durante una cena en Los Ángeles en 2018.

El archivo de video fue enviado al teléfono de Bezos cinco meses antes de que el columnista saudí del Washington Post Jamal Khashoggi fuera asesinado por agentes del gobierno de Arabia Saudí dentro del consulado saudí en Turquía en octubre. En ese entonces, el príncipe heredero era aclamado por introducir importantes reformas sociales en el reino, pero Khashoggi escribía columnas en el periódico que resaltaban el lado oscuro de la simultánea represión por parte del príncipe contra los disidentes.

El diario fue muy crítico del gobierno saudí luego de la muerte del periodista y exigió una rendición de cuentas en una campaña pública que apareció en el diario durante semanas después de su deceso.

“La información que hemos recibido indica la posible participación del príncipe heredero en la vigilancia del señor Bezos, en un intento de influenciar, si no es que silenciar, el reporteo que The Washington Post hace de Arabia Saudí”, dijeron los expertos de la ONU.