Tags:

FRANCIA.- Parece que el primer ministro británico Boris Johnson se mostró bastante despreocupado el jueves mientras abordaba el delicado tema del Brexit con el presidente de Francia. Johnson estuvo tan relajado durante su visita a París que mientras estaba sentado en una silla tapizada en un salón del Palacio del Elíseo recargó su pie en una mesita de café.

El presidente Emmanuel Macron daba la cara a su invitado desde un sillón del otro lado de la mesita redonda y trataba que su invitado se sintiera en el del Palacio del Elíseo como en casa. Macron modernizó los muebles del Palacio después de su elección en 2017, cambiando la formalidad por una comodidad refinada y un estilo más relajado.

Ambos intercambiaron bromas y Macron dio con la palma de la mano en la mesa. Johnson puso el pie encima y Macron apuntó al piso, donde obviamente deben ir los pies. Johnson dijo “mis disculpas”, agitó la mano, bajó el pie y rio.

La postura informal de los dos al actuar como compinches divertidos a pesar de sus diferencias sobre la salida británica de la Unión Europea, podría convertirse en la nueva realidad en el mundo diplomático, que con frecuencia es tenso. Después de todo, el mismo Macron le apretó el muslo al presidente Donald Trump durante una reunión en París en noviembre.

El Palacio del Elíseo dijo después que el encuentro del jueves fue “completo” y “constructivo”.