GUATEMALA.- Alejandro Giammattei, un médico conservador opuesto al matrimonio entre personas del mismo sexo y al aborto, dirigirá desde el martes las riendas de Guatemala por los próximos cuatro años en medio de las expectativas y el descontento de la población con el gobierno saliente.

Giammattei, de 63 años, ganó la presidencia en agosto acompañado por César Guillermo Castillo como vicepresidente. Al frente del partido político Vamos Por Una Guatemala Diferente (VAMOS) -fundado en 2017 por políticos, empresarios y militares- ofreció mejorar la situación del país, especialmente en las áreas de pobreza y oportunidades.

El nuevo mandatario tendrá que buscar soluciones para atender a 16,3 millones de habitantes de los que, según cifras oficiales, un 59 % vive en la pobreza. De acuerdo con datos del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, casi un millón de niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica.

Giammattei será el presidente número 51 de Guatemala en sustitución de Jimmy Morales, un cómico que llegó a ser presidente. El nuevo mandatario ha propuesto construir lo que él llama un “Tren Maya”, un vehículo de alta velocidad que conectará todo el país con dos vías, una de mercancías y otra de pasajeros.

El nuevo presidente será juramentado en el Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias por Allan Rodríguez, presidente de la Junta Directiva del Congreso que resultó electo el martes, pues el organismo también se renueva. Al futuro mandatario lo acompañarán varios homólogos latinoamericanos, entre ellos Juan Orlando Hernández, de Honduras; Nayib Bukele, de El Salvador; Iván Duque de Colombia, y Lenín Moreno, de Ecuador.

A la investidura también asiste, encabezando la delegación estadounidense, el secretario de comercio Wilbur Ross, quien se reunió previamente con Giammattei. La embajada de ese país anunció en su cuenta de Twitter que ambos gobiernos firmarán el miércoles un memorando de entendimiento por 1.000 millones de dólares que se invertirán en el sector privado para crear empleos y se enfocarán en Quetzaltenango y el Altiplano del país.