ESTADOS UNIDOS.- Treinta y cuatro soldados de Estados Unidos sufrieron conmoción cerebral y lesiones cerebrales traumáticas como resultado del ataque con misiles de Irán contra una base militar estadounidense en Irak, informó hoy el Pentágono.

"Ocho efectivos, previamente trasladados a Alemania, fueron transportados a Estados Unidos en donde seguirán recibiendo tratamiento, ya sea en Walter Reed o en sus bases", dijo en conferencia de prensa el vocero del Pentágono, Jonathan Hoffman.

Hoffman dijo que nueve elementos siguen recibiendo atención médica en Alemania y que el resto de los 17 soldados lesionados ya regresaron a sus deberes en Irak.

El ejército estadounidense dijo la semana pasada que 11 efectivos fueron tratados por presentar síntomas de conmoción cerebral por la explosión de los misiles iraníes. Hoffman señaló que los síntomas "se han desarrollado de forma tardía y se han manifestado con el tiempo".