AP Foto /Eraldo Peres
AP Foto /Eraldo Peres

ESTADOS UNIDOS.- La política exterior centrada en Estados Unidos del presidente brasileño Jair Bolsonaro sufrió un severo revés el lunes cuando su homólogo estadounidense Donald Trump prometió imponer aranceles al acero y aluminio procedentes del país sudamericano.

En un principio, Trump anunció la amenaza vía Twitter, acusando a Brasil y a su vecino Argentina, gobernados por los aliados de Estados Unidos Bolsonaro y Mauricio Macri, de manipular sus monedas y perjudicar a los agricultores estadounidenses.

El vicepresidente de Brasil negó la acusación, pero Bolsonaro, quien admira abiertamente a Trump, se mostró reservado; el mandatario de extrema derecha dijo que podría llamar a Trump “de ser necesario”.

El ministro de producción y trabajo de Argentina, Dante Sica, señaló que el anuncio de Trump fue inesperado.

Las dos naciones sudamericanas estaban entre un grupo de aliados de Estados Unidos a los que Trump exentó de aranceles a las importaciones de acero y aluminio en marzo de 2018. La amenaza del presidente por revertir esa decisión es otro ejemplo de su inestable postura en política comercial.