Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Treinta días después de iniciado el cierre parcial del gobierno, demócratas y republicanos parecían el domingo no haber avanzado nada en su intento por ponerle fin, mientras el presidente Donald Trump arremetía contra sus rivales después de que descartaron un plan que había presentado como una concesión.

Un día antes, el mandatario había ofrecido extender temporalmente las protecciones para los jóvenes migrantes que fueron traídos ilegalmente al país durante su infancia, así como para aquellas personas que huyen de zonas de desastre, a cambio de los 5.700 millones de dólares que pide para la construcción de su muro fronterizo. Pero los demócratas señalaron que su propuesta a tres años era insuficiente.

El domingo, Trump se refirió a la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi como una “radical” y dijo que actuaba “irracionalmente”. El mandatario también intentó repeler las críticas de la derecha, después de que los conservadores lo acusaron de acoger una “amnistía” para los migrantes que viven sin autorización en el país.

“No, la amnistía no es parte de mi ofrecimiento”, tuiteó Trump, resaltando que había ofrecido extensiones temporales por tres años y no ayuda permanente. Pero añadió: “La amnistía solo será utilizada para un acuerdo mucho mayor, ya sea en materia migratoria u otra cosa”.

Las críticas de ambas partes dejan ver la posición arrinconada en la que se encuentra Trump mientras intenta persuadir a por lo menos algunos demócratas sin distanciarse de su base de votantes.

Con cientos de miles de empleados federales enfrentándose a un nuevo periodo de paga sin recibir su salario, el asunto pasó al Senado, donde el líder de la mayoría republicana Mitch McConnell acordó presentar al pleno esta semana la propuesta de Trump.