Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Gigi Hadid lució un dramático vestido con capa en la pasarela y Cardi B estuvo en primera fila para el desfile de Tom Ford, que inauguró la Semana de la Moda de Nueva York con una colección de confección romántica y ruda a la vez.

Los diseños de primavera-verano para dama y caballero señalan que el creativo hizo una revisión a su larga carrera para resaltar la razón principal por la que entró en el negocio de la moda: “Quería que los hombres y las mujeres se sintieran más bellos y empoderarlos con un sentimiento de confianza”, escribió en las notas del desfile.

“Siento que la moda ha perdido un poco su camino”, explicó Ford. “No quería hacer ropa que fuera irónica o inteligente, sino sencillamente ropa que fuera hermosa”.

Ford usó tonos crudos, blancos cálidos, azul cielo, rosado y el lila más pálido con toques de encaje y gasa para lograr la parte suave y sensual de la ecuación del miércoles. La estructura la logró con cuero duro y piel falsa de cocodrilo para el lado rudo.

También hubo abundancia de prendas en negro, incluyendo un vestido flotante con capa que lució su amiga Hadid. Kaia Gerber, la hija de la supermodelo de los 90 Cindy Crawford, llevaba un pañuelo gris en la cabeza mientras que otras modelos desfilaron con sedas combinadas con corsés de cocodrilo o estampado animal y halters con chaquetas de cuero a juego.

Para los hombres hubo sacos de esmoquin en colores metálicos, clásicos de Ford. Para las mujeres hubo faldas apenas por debajo de la rodilla, algunas con diseños asimétricos. Algunos vestidos sueltos incluyeron detalles como corsés de piel. Los zapatos incluyeron puntas metálicas al frente y en los talones.