Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- En su informe Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES, por sus siglas en inglés) la Organización de las Naciones Unidas(ONU) señaló que existen un millón de especies, de las ocho que se estima hay en el planeta, están en amenaza de extinción.

Ante una serie de acciones humanas que afectan el ecosistema como la deforestación, la agricultura intensiva, la sobrepesca, la urbanización excesiva, etcétera, el grupo de expertos de la ONU calculó que el 75% del entorno terrestre y 66% del marino han sido “gravemente alterados”.

El informe presentado el lunes en París, Francia es tajante con su diagnóstico, lo que ocurre en la Tierra es un “declive sin precedentes” en la historia de la humanidad.

El estado del planeta también amenaza buena parte de los objetivos de desarrollo sostenible fijados por ONU; los expertos indicaron que ya no hay mas tiempo para considerar medidas que ayuden al ecosistema, que urge actuar de forma inmediata.

Los ecosistemas, las especies, la población salvaje, las variedades locales y las razas de plantas y animales domésticos se están reduciendo, deteriorando o desapareciendo. La esencial e interconectada red de vida en la Tierra se retrae y cada vez está más desgastada”, advierte Josef Settele, uno de los autores principales especialistas del informe. “Esa pérdida es la consecuencia directa de la actividad humana y constituye una amenaza directa para el bienestar humano en todas las regiones del mundo”.

La IPBES enlistó los cinco factores que han acelerado el deterioro del medio ambiente en los últimos 50 años:

-Cambios en el uso de la tierra y el mar
-Explotación de organismos, el 33% de los recursos pesqueros marinos eran explotados a niveles insostenibles en 2015.
-Cambio climático, ahí los especialistas remarcaron el aumento global de la temperatura en al menos 0.7 grados centígrados
-Especies foráneas invasoras, que han aumentado un 70% desde 1970 en al menos 21 países.
-Contaminación, el informe destaca el excesivo uso de plásticos y cómo este ha llegado incluso a los peces de consumo.

“Estamos ante una crisis de la biodiversidad”, dijo en conferencia Paul Leadley, otro de los coordinadores del informe.

Sin embargo, Mark Tercek, presidente de la ONG Nature Conservancy, señala que la humanidad puede mejorar el ecosistema con acciones inmediatas que frenen lo que los expertos han nombrado la sexta extinción masiva, y que sería la primera provocada por la humanidad.

Con información de El País y AFP