Un investigador sosteniendo dos ajolotes frente a uno de los lagos artificiales de la reserva ecológica de la Cantera de la UNAM, en la Ciudad de México. Foto: Xinhua/Pedro Mera
Un investigador sosteniendo dos ajolotes frente a uno de los lagos artificiales de la reserva ecológica de la Cantera de la UNAM, en la Ciudad de México. Foto: Xinhua/Pedro Mera
Tags:

MÉXICO.- La escuela de formación de las fuerzas básicas de fútbol de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se ha convertido en la nueva cuna para preservar a los ajolotes, una especie endémica del Valle de México en peligro de extinción.

Imagen realizada el 6 de agosto de 2015 para el Club Universidad Nacional A.C. (PUMAS) de dos ajolotes en la orilla de uno de los lagos artificiales de la reserva ecológica de la Cantera de la UNAM, en la Ciudad de México. Foto: Xinhua/Pedro Mera
Imagen realizada el 6 de agosto de 2015 para el Club Universidad Nacional A.C. (PUMAS) de dos ajolotes en la orilla de uno de los lagos artificiales de la reserva ecológica de la Cantera de la UNAM, en la Ciudad de México. Foto: Xinhua/Pedro Mera

Los también llamados "monstruos acuáticos", únicos anfibios del mundo capaces de regenerar sus órganos, tienen una oportunidad de subsistir en La Cantera, que forma parte de la llamada Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel y que alberga 106 especies de aves, 37 especies de mamíferos, entre las que se incluyen 12 de murciélagos y 16 de roedores, además de un ojo de agua y cuatro lagos y donde por iniciativa del Club Universidad Nacional A. C., a través del ingeniero Emilio Pacheco, se les abrió un área los ajolotes como refugio y santuario.

Un investigador del laboratorio de restauración ecológica del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sosteniendo un ajolote. Foto: Xinhua/Pedro Mera
Un investigador del laboratorio de restauración ecológica del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sosteniendo un ajolote. Foto: Xinhua/Pedro Mera

En este espacio, los investigadores del Instituto de Biología de la UNAM, realizan desde mayo, los primeros estudios de las condiciones del lugar para asegurar que este hábitat sea idóneo para su especie, siendo la primera vez que se realiza fuera de su hábitat original, los cuales son los canales de Xochimilco, un lugar emblemático y turístico de la Ciudad de México.

Un ajolote en una pecera del laboratorio de restauración ecológica del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Foto: Xinhua/Pedro Mera
Un ajolote en una pecera del laboratorio de restauración ecológica del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Foto: Xinhua/Pedro Mera

Las principales amenazas que enfrenta el ajolote en su hábitat son la urbanización, la contaminación de agua, así como la introducción de carpas y tilapias que las autoridades han llevado para alimento de los habitantes del lugar, mencionó la maestra en Ciencias Rubio Lozano, coordinadora del proyecto logístico de albergues de ajolote.

Crías de ajolote en un estanque del laboratorio de restauración ecológica del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Foto: Xinhua/Pedro Mera
Crías de ajolote en un estanque del laboratorio de restauración ecológica del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Foto: Xinhua/Pedro Mera

De acuerdo con el censo de la población de ajolotes en los canales de Xochimilco que la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), presentó en 2014, existen menos de cinco ejemplares de esta especie endémica de México.

Un investigador coloca un ajolote dentro de una jaula en uno de los lagos artificiales de la reserva ecológica de la Cantera de la UNAM, en la Ciudad de México. foto: Xinhua/Pedro Mera
Un investigador coloca un ajolote dentro de una jaula en uno de los lagos artificiales de la reserva ecológica de la Cantera de la UNAM, en la Ciudad de México. foto: Xinhua/Pedro Mera

Xochimilco está compuesto por una serie de canales que funcionan como un santuario para aves que emigran desde Canadá, así como un hábitat de especies animales y vegetales endémicos, y es considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés).

Crías de ajolote en un estanque del laboratorio de restauración ecológica del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Foto: Xinhua/Pedro Mera
Crías de ajolote en un estanque del laboratorio de restauración ecológica del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Foto: Xinhua/Pedro Mera