Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- En 2003, al comienzo de su carrera, Mala Rodríguez compartió cartel con Gustavo Cerati, Café Tacvba, Kinky y Placebo en el Foro Sol de la Ciudad de México. Fue una de las experiencias más memorables para la artista española, aunque el público no la recibió precisamente con los brazos abiertos.

Su presentación duró menos de lo previsto, muchos le pintaron el dedo medio y otros le gritaban que se fuera. Pero la cantante dio guerra y finalmente logró hacer que bailaran.

“La gente acabó moviéndose y cantando ‘La Niña’. Fue muy emocionante”, dijo La Mala en una entrevista reciente realizada por videollamada desde Barcelona. “Lo recuerdo como uno de los shows más emocionantes que viví. Me encanta porque experiencias así son las que a uno le hacen”.

Quince años después, en el mismo foro, tuvo una de las presentaciones más celebradas en el festival Vive Latino. Sin embargo Rodríguez, que el jueves lanzó su séptimo álbum, “Mala”, confiesa que a lo largo de su carrera se ha sentido sola en muchos momentos, incomprendida musicalmente.

“Como que estaba haciendo algo muy raro. No estaba haciendo rock, no estaba haciendo pop, tampoco era el rap puro ‘hardcore’ que era lo que hacían los otros chicos”, dijo. “Yo iba con mis historias de mujer, con mi puesta en escena libre de prejuicios, y chocaba mucho y chocó por mucho tiempo. Yo creo que hasta hace dos años no se ha empezado a ver como normal”.