CIUDAD DE MÉXICO.- Al inaugurar el Bazar Navideño Penitenciario, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, destacó que se debe trabajar para que los centros penitenciarios federales y estatales sean verdaderos espacios de reinserción social y las personas privadas de su libertad puedan tener otra oportunidad de vida al terminar su condena.

Que no estén estigmatizadas y tengan la oportunidad de reincorporarse a un trabajo, que tengan una segunda oportunidad para vivir una vida plena
Olga Sánchez Cordero

En la explanada del conjunto Bucareli, donde se exponen para su venta los artículos que realizan las personas privadas de su libertad, la titular de la Secretaría Gobernación mencionó que existen grandes talentos a los que se les debe dar la oportunidad para que se califiquen en algún oficio, como algunos que estudian derecho para representarse legalmente.

Acompañada por el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, la secretaria Olga Sánchez Cordero celebró que eventos como este sean realizados porque recuerdan que toda persona es titular de derechos, “aun cuando se está privado de la libertad y se vive en centros penitenciarios”.

Indicó que una de las grandes prioridades es el fortalecimiento del sistema de impartición de justicia y para ello se creó la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia. Y reiteró su postura para que exista una verdadera autonomía e independencia de los juzgadores, una carrera judicial, un presupuesto autónomo y suficiente, así como la inamovilidad de los jueces.

“Si estas cuatro grandes garantías institucionales las podemos llevar a la Constitución, podríamos tener un sistema de impartición de justicia más sólido. El que realmente me preocupa es el sistema de procuración de justicia porque no hay una estabilidad en el empleo de los fiscales ni de toda la carrera ministerial que se puede tener”, enfatizó.

El subsecretario Alejandro Encinas subrayó que el reto para el Gobierno de México es favorecer las condiciones de reinserción y las formas de convivencia en reclusión a través del desarrollo capacidades laborales y productivas.

"Dentro de los penales de nuestro país, existe un enorme potencial de desarrollo y de capacidades de las personas que buscan la forma de reinsertarse en la sociedad", indicó.

A la inauguración asistieron la presidenta de la Mesa Directiva del senado de la República, la senadora Mónica Fernández Balboa; la Tercera Visitadora General de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Ruth Villanueva Castilleja; la encargada de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia, Paulina Téllez Martínez; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez; y el subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, Antonio Hazael Ruíz Ortega.