Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Alrededor de 4 años han bastado para que el alguna vez pequeño grupo, dependiente del Cártel de Jalisco, no sólo amenace a esta organización, sino que se haya convertido en uno de los más poderosos del país, y se extendiera a varios estados de México en medio de un baño de sangre.

La organización, encabezada por el ex policía Nemesio Oseguera, se ha valido del pago a miles de policías corruptos para poder absorber a grupos rivales y tomar su territorio, llevando incluso a tener intereses económicos en lugares como China y África, esto pese a los esfuerzos del gobierno de Enrique Peña Nieto para hacer frente a la violencia y al narcotráfico.

En un principio el gobierno tuvo éxito, como lo demuestra que solo 4 de los 37 criminales más buscados de México en el 2009 no se encuentren en la cárcel o abatidos, sin embargo el resurgimiento de esta organización ha causado 3 mil 800 muertos tan sólo en julio y agosto de este año.

De acuerdo con los expertos en el tema del narcotráfico la el CJNG se ha beneficiado en primera instancia de la detención de Joaquín El Chapo Guzmán, el capo más famoso del mundo y líder del Cártel de Sinaloa, lo cual le garantizo su independencia; también del pago de montos que van de mil a 50 mil pesos al mes a miles de policías en México, mal pagados en su mayoría, así como de la falta de confianza de la población a estas instituciones.

El grupo también se ha valido de sus inversiones en bienes raíces, restaurantes y distribuidores automotrices de su grupo empresarial, conocido como “Los Cuinis”, para poder hacerse con el control del multimillonario negocio del tráfico de metanfetaminas.

Eduardo Almaguer, fiscal de Jalisco, afirmó que es difícil actuar con la organización ante la corrupción de la policía, pues uno de cada 5 policías trabaja activamente con el CJNG, mientras que el 70 por ciento ha decidido no actuar en su contra.

A esto se suma que el 16 por ciento de los policías municipales de Jalisco, y más de la mitad de los de Sinaloa, han reprobado los exámenes de confianza aplicados por las autoridades.

Para la DEA, el alza en la organización, que se cree ha sobrepasado al Cártel de Sinaloa como primer proveedor de la droga cristal a Estados Unidos, es la causante de la violencia que viven actualmente el puerto de Veracruz y Tijuana, principales puntos de envío de la droga a dicho país.

El Cártel Jalisco Nueva Generación es actualmente la fuerza dominante en 10 estados del país, y se ha extendido de manera importante a otros 10 estados. Con información de Reuters