Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Jenaro Villamil Rodríguez, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, denunció que en los últimos seis años, los medios públicos fueron minimizados, utilizados, saqueados y “huachicoleados” es decir, fueron abandonados, pero lo peor es que no eran medios del gobierno, sino del Estado.

Durante su participación en el foro de análisis sobre el sector de radiodifusión en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 y en entrevista posterior, el periodista advirtió que hay auditorías que llevan a cabo los órganos de control a cada uno de los medios públicos.

Además, procesos de revisión administrativa y de ahí se están derivando ciertas investigaciones y “seguramente cuando terminen las auditorías habrá sanciones".

Acusó que los recursos públicos destinados a esos medios no sirvieron para fortalecer la infraestructura ni para contenidos de programación, sino para terceriarizar y comprar producciones a privados en el mejor de los casos.

Agregó que en el peor de los casos para sustraerlos, en donde hay “casos graves “y cito el caso del Imer, en donde están casi colapsadas buena parte de las 18 estaciones de radio".

De acuerdo con Villamil, el estudio "A" del Instituto Mexicano de la Radio (Imer), que es el más grande de América Latina, donde ha estado la Orquesta Sinfónica Nacional, "tiene graves problemas de abandono y humedad, es decir no es un asunto de dinero, sino de interés, creo que en seis años fueron abandonados".

Se pronunció a favor de crear una ley general de medios públicos que establezca las reglas del juego, defina la independencia y la autonomía editorial de cada uno de ellos y garantice un mínimo de presupuesto federal, pues a su parecer existe la propuesta que sea de 0.5 por ciento anual.