Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras cerraban la última colonia penal insular en el hemisferio tras más de un siglo de operación, las autoridades mexicanas enfrentaban un dilema: habían perdido el rastro de 16 reos registrados en la prisión de las Islas Marías.

La mayor parte de ellos fueron localizados posteriormente en otras cárceles en México, dijo el viernes Francisco Garduño, director del sistema penitenciario del país. Aparentemente habían sido transferidos de la colonia penal, pero no se les dio de baja en los registros.

Pero Garduño dijo que dos reos nunca fueron encontrados, y se cree que se fugaron en un motín carcelario en 2013 en el que murieron seis personas.

No está claro si los presos intentaron llegar a las costas de México _históricamente, la mayor parte de los que lo intentaron se ahogaron_ o se dirigieron a las colinas de la isla María Madre, la más grande del archipiélago. Ha habido rumores de prófugos que vivían allí, conocidos como “remontados”.

Incluso algunos empleados de la cárcel no quieren irse de la isla, ubicada en el Pacífico a 110 kilómetros (70 millas) del estado de Nayarit. De los 411 trabajadores, 117 desean seguir laborando en las instalaciones, que se convertirán en una reserva natural y centro cultural, dijo Garduño.

Los últimos 652 reos fueron transferidos al continente a fines de febrero.