Foto: Notimex
Foto: Notimex
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Alejandro Gertz Manero, integrante de la terna enviada por el Ejecutivo federal para ser el primer fiscal general de la República, aseguró que quien ocupe ese cargo “ya no tiene margen para equivocarse ni para engañarse. Ya no hay camino para atrás’’.

En su comparecencia ante el pleno del Senado, Gertz Manero, quien es respaldado por la bancada de Morena, consideró que el sistema de procuración e impartición de justicia está diseñado para servir al poder y no a la ciudadanía y por eso existen tantos factores de desconfianza.

Ante ello, convocó “a romper ese círculo vicioso del monopolio de la acción penal que nos quita el derecho a defendernos y nos da a cuenta gota esa capacidad que merecemos todos’’.

En el marco del periodo extraordinario de sesiones, indicó que el Ministerio Público debe existir, es un factor fundamental de apoyo a la ciudadanía, “pero no debe ser el dueño de nuestro destino en materia penal’’.

“Si no hay una verdadera y real rendición de cuentas, de peritos, agentes del ministerio público y fiscales, para poder calificar y estimularlos o sancionarlos y que ese sistema sea público y todos tengamos acceso, no vamos a cambiar esta situación’’, aseveró.

El también exsecretario de Seguridad Pública federal agregó que “desde el fiscal hasta el funcionario tenemos que rendir cuentas a la ciudadanía y a las partes en los procesos penales”.

Señaló que en materia de género le preocupa la violencia que se ha incrementado en contra de las mujeres, así como la violencia en contra de grupos vulnerables como las personas adultas mayores y las niñas y niños.

Alejandro Gertz Manero, egresado de la Escuela Libre de Derecho y con un Doctorado en Derecho por la UNAM, y quien es actualmente encargado del despacho de la nueva Fiscalía General de la República, fue secretario de Seguridad Pública federal en el sexenio de Vicente Fox.