Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La titular de la Secretaría de Cultura Federal, Alejandra Frausto, reconoció que el cartel publicitario de la exposición Emiliano Zapata después de Zapata, que concluirá el 16 de febrero en el Palacio de Bellas Artes, "fue muy shockeante"; sin embargo, y pese a la polémica, afirmó que siempre se defenderá la libertad creativa.

La funcionaria aseguró que en la reunión que sostuvieron con los herederos de la familia del héroe revolucionario las autoridades aceptaron que se pudo causar un "shock" al ver la pintura del general Zapata desnudo y con zapatillas, montado sobre un caballo blanco, que fue la representación que hizo el artista Fabián Cháirez en su obra La Revolución.

"Tuvimos una reunión con la familia (herederos de Emiliano Zapata) reconociendo que la parte de la publicidad fue muy shockeante, pero la libertad artística es nuestra causa y tenemos que defenderla hasta el último".

"La propia exposición es importante, que concluye el 16 de febrero. Creo que el arte cumplió su papel de poner a discutir, poner a dialogar. Nos recordó lo importante de poner a dialogar los distintos puntos de vista", afirmó Frausto en entrevista con Notimex.

La titular de la política cultural en el país se dijo satisfecha por el logro que se ha generado con la exposición para celebrar al caudillo, en el marco del decreto que determinó a 2019 como el Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata Salazar.

"El general Zapata es un icono de las luchas libertarias, y esto es una muestra de ello. Vamos a seguir sobre el camino de la defensa creativa.

"Esta exposición fue de suma importancia pues son 70 colecciones que no se habían conseguido, hay obra que nunca se había visto en México, el cuadro en cuestión es uno de 140 obras y vale la pena reconocer el todo de una exposición", afirmó Frausto.

La exposición generó polémica después de que el 10 de diciembre integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) entraron hasta el lobby del Palacio de Bellas Artes, buscando llegar hasta las salas de exposiciones donde se encontraba el cuadro de Cháirez, sin lograrlo.