CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Nacional de Migración (INM) llevó a cabo la Primera Sesión Ordinaria 2020 “Zona Noroeste”, como parte de las acciones preparatorias para conformar la Conferencia Nacional de Migración, que habrá de integrarse al Consejo Nacional de Seguridad para contribuir a la definición de estrategias integrales en la materia.

En esta sesión, realizada en Tijuana, Baja California, se destacó la importancia de participar en todas las estrategias del Gobierno de México que permitan mantener y ejercer los principios para una migración segura, ordenada y regular en el territorio nacional, con respeto irrestricto a los derechos humanos.

Acompañado del gobernador de la entidad, Jaime Bonilla Valdez, el comisionado del INM, Francisco Garduño Yáñez, señaló que “el objetivo de esta reunión es abordar temas que son fundamentales en cada región, cada estado, y de sus particularidades con relación a esta materia.

“La migración requiere en este gobierno una atención ordenada y segura para que podamos asistir con los derechos humanos, con protección humana y políticas de humanismo a esta población vulnerable que ingresa a nuestro país”, agregó.

Francisco Garduño llamó a construir las condiciones fundamentales para que México “siga siendo país de refugio. Y hagamos lo que esté al alcance del gobierno mexicano y de las legalidades para poder continuar en estas políticas de humanismo”.

Igualmente, indicó que rumbo a la conformación de la Conferencia Nacional de Migración, se deberán llevar a cabo tres sesiones regionales más, en las que participen autoridades migratorias de las zonas noreste, occidente y centro, las cuales serán adicionales a la realizada en noviembre de 2019 en el sureste.

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, destacó que el INM “tiene cero quejas por casos de abusos contra migrantes” e informó que en promedio son repatriadas diario alrededor de 200 personas mexicanas desde Estados Unidos; en 2019 fueron retornada 65 mil personas.

Se pronunció por promover y apoyar el retorno voluntario de las y los mexicanos repatriados a sus lugares de origen, para lograr una reunificación familiar.

En tanto, el subsecretario de la Secretaría de Bienestar, Javier May Rodríguez, destacó que se trabaja en la atención de las causas que provocan la migración, con un enfoque de trato digno y respeto a los derechos humanos.

En este sentido, subrayó que es importante que las personas mexicanas que vuelven se sientan arropados en el país, y quienes llegan tengan atención con respeto a sus derechos humanos y acceso a programas sociales.

Durante la realización de la Primera Sesión Ordinaria 2020, el comisionado del INM y el gobernador de Baja California signaron un convenio de colaboración que permita conjuntar esfuerzos para brindar atención a las personas mexicanas repatriados de Estados Unidos.

Este convenio establece, entre otras acciones, disponer de una ventanilla única que permita ofrecer a las y los paisanos la obtención de servicios locales como la expedición de actas de nacimiento, la Clave Única de Registro de Población (CURP), servicios de salud, alojamiento en albergues en el estado, así como ofertas de trabajo por conducto del Servicio Nacional de Empleo.