Foto: Agencias.
Foto: Agencias.
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- “Yo invito a la gente: que mi corazón sangrando y las cenizas de mis hijos ayuden a despabilarse. ¡Y que se les quite el miedo, hombre! Es un sentimiento muy poderoso el saber que ya no tengo miedo, que yo soy un sobreviviente y que voy a luchar por la vida”, dijo Adrián LeBarón.

Llorando, el padre de Rhonita María Miller LeBarón y abuelo de cuatro nietos atacados arteramente el 4 de noviembre, rogó a los mexicanos que pierdan el miedo y emprendan el rescate de México.

Adrián urgió, entre lágrimas, “que todo mexicano que se sienta sobreviviente de esta masacre le meta esta energía, no está tan difícil, son palabras simples, de amor a la vida”.

“Estamos aquí para ayudarle al presidente. Este sistema que tenemos el presidente no lo puede cambiar, es una estructura enorme”, intervino Julián LeBarón al expresar que no siente temor por la lucha que han emprendido: “nosotros aquí somos dos personas, saliendo de aquí nos disparan y se acabó”.

“(Por eso) nuestro mensaje es a 136 millones de mexicanos. ¿Ustedes qué van a hacer si les matan a sus hijos mañana? ¿Qué van a hacer?”, cuestionaron al indicar que hay que “dejar de pelearnos entre chairos y fifís y todas estas tonterías”, enfatizó.