Foto: AP
Foto: AP
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Como muchos niños de su generación, LeBron James soñaba con ser Michael Jordan. El viernes, podría romper un récord del legendario astro, a quien llegó a considerar un modelo a seguir durante la infancia que vivió sin la compañía de un padre.

James igualó el miércoles en Charlotte la marca de Jordan, al anotar cifras de dos dígitos en 866 partidos consecutivos. Se trata de una muestra extraordinaria de constancia y durabilidad que no terminará sino hasta que la estrella de los Cavaliers así lo quiera.

Y es que nadie parece capaz de frenar a James, quien está jugando en un nivel digno del premio al Jugador Más Valioso durante su 15ta temporada en la NBA.

El miércoles, en Nueva Orleáns, James podría rebasar el récord de Jordan. De acuerdo con el ritmo que suele mostrar, podría conseguirlo en algún momento de la primera mitad, y contará con otro argumento a favor en el debate sobre quién es el mejor de la historia.

Para entender el significado de esta marca, hay que recordar que Kareem Abdul-Jabbar es el tercero en la lista, con 787 partidos en fila anotando al menos 10 puntos. Le sigue Karl Malone, con 575.

Entre los jugadores en activo, James Harden marcha detrás de James, con 257 partidos, de acuerdo con ESPN Stats & Information.

James suele negarse a hablar de sus logros. Afirma que lo hará cuando se retire. Pero la racha de dos dígitos, que comenzó el 5 de enero de 2007, lo ha hecho reflexionar.