Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El entrenador de los Spurs de San Antonio, Gregg Popovich, se convirtió en el último profesional de la NBA que hizo público su sentir por la crisis surgida tras la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano, a manos de la policía de Minneapolis, y acusó al presidente Donald Trump de carecer de "liderazgo", ser un "idiota trastornado", un "tonto" y un "destructor".

No es la primera vez que Popovich le ha dedicado al presidente estadounidense duros adjetivos como haberlo llamado "cobarde sin alma" y alguien que "saca a relucir el lado oscuro de los seres humanos para su propio beneficio".

Pero Popovich, en esta ocasión, fue más allá al decir que "si Trump tuviera cerebro ... saldría y diría algo para unir a la gente", mientras lamentaba lo que veía como una falta de liderazgo en las tumultuosas secuelas del asesinato de Floyd.

Lo que Popovich pareció encontrar particularmente irritante, como lo dejó claro en los comentarios publicados el lunes en "The Nation", fue la negativa de Trump a seguir las recomendaciones de tratar de calmar al país después de otra muerte de un hombre negro desarmado a manos de agentes de policía.

"Es increíble", valoró Popovich. "Si Trump tuviera un cerebro, incluso si fuera 99 por ciento cínico, saldría y diría algo para unir a las personas. Pero a él no le importa unir a las personas. Incluso ahora. Así de trastornado está. Se trata de él. Se trata de lo que lo beneficia personalmente. Nunca se trata del bien mayor. Y eso es todo lo que ha sido".