Tags:

NUEVO LEÓN.- Ante la contingencia por el COVID-19, el DIF Nuevo León y la empresa HEB sumaron esfuerzos para ayudar a los adultos mayores que forman parte del grupo de empacadores voluntarios, quienes recibieron apoyo económico y despensas.

Personal de la Procuraduría de la Defensa del Adulto Mayor comenzó a visitar las primeras tiendas de esta cadena de supermercados para realizar la entrega de tarjetas electrónicas con 750 pesos por parte de la empresa HEB y de despensas otorgadas por el DIF Nuevo León.

En total serán beneficiados 1,674 adultos mayores que trabajan como empacadores voluntarios en 36 sucursales HEB, quienes dejaron de acudir a laborar como medida preventiva para evitar el contagio del Covid-19.

Las personas de la tercera edad recibían propinas voluntarias por parte de los clientes a cambio de empacar los artículos adquiridos en la tienda, por lo que resultan afectados al no recibir ningún ingreso económico.

Ésta será la primera de varias entregas mientras se toma la decisión de que los adultos mayores puedan regresar a su actividad normal.

En el caso de los empacadores voluntarios en otras tiendas de autoservicio, las empresas tomaron la decisión de colocar ánforas en el área de cajas para que los clientes puedan aportar algún donativo voluntario cuya cantidad recolectada será duplicada por las empresas, así como la entrega de apoyos diversos.

Colaboración entre Gobierno Estatal y Secretaría del Bienestar para entrega de apoyos económicos

Por su parte y para no afectar la economía de las personas adultas mayores de Nuevo León, el Gobierno del Estado colaborará en la dispersión de los apoyos económicos del Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores.

Tras una reunión entre el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón y la titular de la Secretaría del Bienestar, María Luisa Albores González, se acordó realizar los trabajos de entrega respetando las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar aglomeraciones de personas.

En Nuevo León existen más de 300 mil adultos mayores beneficiados, de los cuales 240 mil recibirán el apoyo económico en transferencia electrónica.

El resto se realizaría de forma presencial, principalmente en zonas fuera del área metropolitana de Monterrey mediante citas para evitar aglomeraciones.