Tags:

NUEVO LEÓN.- Dentro del Foro Nacional Derechos de la infancia ante la pederastia clerical efectuado en Monterrey, un ex seminarista acusó a Francisco Serrano Limón de haber abusado de él cuando tenía 14 años.

Según declaró Jorge Flores Silva, el hermano del ex dirigente de ProVida, Jorge Serrano Limón, cometió pederastia clerical cuando formaba parte del seminario.

La acusación se dio en las mesas de diálogo de víctimas en el segundo día del Foro Spes Viva.

Cuando lo conocí era una persona magnífica. Yo creo que es de las personas que cuando lo ves dices ‘es un sacerdote, es una persona carismática’, se llama Francisco Serrano Limón, y él pues para mí en algún momento fue maravilloso
Jorge Flores Silva

Recordó que sentía admiración por Francisco Serrano Limón, quien primero se ganó su confianza y posteriormente lo puso en contra de sus padres.

Con dificultad Flores Silva narró el abuso ante los asistentes.

“Me comenzó a acariciar desde la primera semana y después me invitó a su cuarto, - al final voy a explicar un poco quién es Francisco Serrano Limón - entré a su cuarto y fue complicado (…)Le dije todo. Confiaba en él. Me meto a su cuarto y quería hacer lo mismo, me dijo te explico cómo hacerlo”, continuó el ex seminarista, que se definió como una persona afectada por lo padecido.

Comentó que recientemente se enteró que Serrano Limón fue expulsado de la iglesia por haber sido acusado de abusador.

El psicoanalista del Instituto de investigaciones sociales de la UNAM, Fernando González, presente en el Encuentro, comentó que el testimonio de Flores Silva da cuenta de un caso que va más allá del simple encubrimiento institucional, pues demuestra una profunda cultura del secreto de sectores de la iglesia católica ligados a la ultraderecha mexicana.

Resaltó además la pertenencia de Francisco Serrano Limón a la organización clandestina de “El Yunque”.

El sociólogo, Bernardo Barranco indicó que las organizaciones Pro Vida relacionadas con la familia Serrano Limón, intentan imponer un modelo de moral sexual y familiar tradicional, intento que a la luz de la revelación de este presunto abuso, deja en evidencia una “profunda y dolorosa” incongruencia.