Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

NUEVO LEÓN.- La fracción del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de Nuevo León propuso añadir penas de dos a seis años de cárcel, aunado a lo que corresponda, para empleados bancarios que se coludan con delincuentes en el robo a clientes de instituciones financieras.

Carlos de la Fuente Flores, coordinador del grupo parlamentario panista en la LXXV Legislatura estatal, dijo que ante la frecuencia de delitos de este tipo, proponen una reforma por adición de una fracción XII al párrafo primero del artículo 374 del Código Penal para el estado de Nuevo León.

De aprobarse la propuesta, turnada a comisiones, además de la pena que corresponda, se aplicarán al delincuente de dos a seis años de prisión, “cuando siendo empleado de una institución bancaria o financiera se le demuestre de manera fehaciente su participación en la comisión de este delito”.

En su exposición de motivos, manifestó que la colusión de empleados bancarios y ladrones representa “un mecanismo fácil y accesible para despojar de manera violenta a una persona, de grandes cantidades de dinero en efectivo, precisamente al salir de una institución bancaria o financiera, habiéndolo retirado en efectivo”.

El diputado local del PAN enfatizó que “el robo con la intervención o participación de empleados bancarios por considerarse de interés público, y así contener esta forma de delinquir y despojar del patrimonio de los ciudadanos”, amerita ser considerado en el Código Penal de la entidad, tal como ya se aprobó en el Estado de México, con aplicación para todas las instituciones bancarias y financieras.

“Lo concurrente de estos robos estriba en que las víctimas refieren haber visitado el banco y retirado minutos antes grandes sumas de dinero en efectivo, y de inmediato son abordadas y despojados, ya sea en el estacionamiento o cercanías de la institución bancaria o en el trayecto a su casa, trabajo o negocio”, expuso.