Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

NUEVO LEÓN.- En toda la zona metropolitana de Monterrey se ha registrado un crecimiento urbano desmedido, aunque se puede ubicar con más ahínco en ciertas zonas, como San Pedro Garza García.

Ese territorio pegado a la Sierra Madre ha sido uno de los más elegidos por los desarrolladores de todo tipo, que mantienen una constante predilección por edificar casas, multifamiliares y comercios grandes y pequeños.

La alta concentración de las partículas PM10 en la atmosfera, provienen del polvo, del cemento, cenizas, hollín, partículas metálicas y polen, representan una importante fuente de contaminación.

Según el Gobierno de Nuevo León, durante días ha habido registros de regular a mala calidad del aire en la zona metropolitana de Monterrey, específicamente están presentes las PM10.

En el Mapa de Calidad del Aire del Sistema de Monitoreo Ambiental, San Pedro registro un nivel Malo del 2 al 8 de febrero, mientras que el 9 de febrero, fue regular.

Si bien la calidad del aire no se puede focalizar porque éste lo compartimos, es generalizado en toda la zona metropolitana, explicó el desarrollador, Eugenio Fernández Leal, las construcciones sí contribuyen en un porcentaje del problema de la concentración de las partículas PM10 y PM2.5 y en San Pedro la situación es importante.

Ha habido un boom inmobiliario en San Pedro y en la ciudad en general (ZMM) y esto ha traído a que haya diferentes participantes en la industria y que se haya también multiplicado la cantidad de gente que tienen constructoras y se dediquen algún servicio del desarrollo inmobiliario, y eso genera también pues la falta de profesionalismo o compromiso ambiental
Eugenio Fernández Leal

Con la intención de maximizar sus ganancias, agregó, los empresarios de ese sector no acatan las medidas ya establecidas en los reglamentos, no hay una cultura u obligación, como existe por ejemplo, en Estados Unidos.

“En Estados Unidos, por ejemplo, para que salga un camión con escombro del terreno en donde están construyendo, tiene que pasar por una fosa de agua, para que las llantas que traen polvo y tierra, esto se quede ahí.

“Aquí no, aquí sale el camión en muchas construcciones, tal cual y cuando va circulando por la ciudad va sacando todos los polvos al aire”, describió.

Lo mismo sucede cuando hacen demoliciones o vaciado de concreto, sin humectar, precisó, “entonces sí hay que hacer ciertos protocolos para procurar el medio ambiente durante el proceso de construcción”.

Fernández Leal señaló que los municipios cuentan con reglamentos que no se cumplen y que en realidad no es tan costoso hacerlo de la manera correcta, sin embargo, hay ausencia de sentido ambiental por parte de los desarrolladores.

El uso de suelo en ese municipio está destinado para 83% habitacional y 17% para comercios y servicios, sin embargo, el alto costo de las propiedades ha propiciado que vaya perdiendo población.

“Los inmuebles están teniendo tanta plusvalía, que cada vez es menor la gente que puede comprar una vivienda en San Pedro. Hay una mayor oferta de vivienda, quiere decir que tenemos mucho más fraccionamientos, más casas que hace 15 años, pero tenemos menos gente viviendo en San Pedro”, dijo.

Agregó que la gente que antes vivía en San Pedro y ahora reside en otras partas, sigue acudiendo a hacer su vida diaria en ese municipio, y el constante flujo vehicular de quienes entran y salen en las horas pico, es otro factor de contaminación.

“Tendríamos que hacer políticas para que haya más vivienda en San Pedro, pero más vivienda accesible y regular un poco la mezcla, que no haya tanto comercio, tantas oficinas, sino que haya más vivienda barata y que los sampetrinos se puedan quedar aquí a trabajar”, apuntó.

Hace unos días, Manuel Vital, Secretario de Desarrollo Sustentable en el estado, declaró que de la misma forma que se hizo una Norma para las pedreras, actualmente está en proceso una Norma para el control de las emisiones de partículas PM10 y PM2.5.

“la industria extractiva ya tiene una Norma que permite que esas emisiones sean muchos menores a las que teníamos antes.

“¿Qué sigue con lo que con las construcciones?, estamos trabajando en una Norma para las construcciones”, declaró el funcionario.

Vital especificó que el principal problema en el tema de contaminación de la Zona Metropolitana, son las PM10, que entre otras cosas, se producen en los desarrollos, “cuando estamos construyendo, porque se produce mucho polvo en la construcción”.

Según el funcionario, la dependencia está trabajando con las Cámaras de la Construcción en la elaboración de la Norma, la cual estará lista en poco tiempo.

Han sido muchos años desde que los vecinos de San Pedro han insistido en un desarrollo ordenado y respetuoso del medio ambiente, advirtió el representante del Colectivo Pro Montaña, Enrique Burguete.

“Ya tiene muchos años que lo hemos estado observando, y en esa línea tenemos el siguiente planteamiento: no se puede detener el crecimiento urbano, pero el crecimiento del desarrollo urbano debe ser ordenado, y en ese caso habido una ausencia de política y de acción entre sociedad civil, desarrolladores y gobierno municipal”, señaló Burguete.

Las reglas han quedado en el papel, añadió, por lo que más que pedir leyes más duras, los ciudadanos solicitan un plan de acuerdo político y ciudadano, “que se plasmen acuerdos en las mesas de control del desarrollo sustentable, hoy ausentes en San Pedro”.

Criticó el crecimiento desmedido en la metrópoli, advirtiendo que debe haber una política municipal para mitigar los polvos de las construcciones que proliferan.

“Y en el caso de San Pedro, vemos muchas obras grandes, centros comerciales y centros urbanos, que deberían de tener más protección en cuanto a la mitigación de los polvos y la generación de otros tipos de contaminantes. Ahí vemos una ausencia, y se debe de reforzar.

“No estamos en contra del desarrollo urbano, pero tiene que ser ordenado y generoso”, declaró.

Según la página de Transparencia, en 2018 el municipio de San Pedro cobró 15 millones 102 mil pesos en multas por concepto de Falta de Permiso de Construcción.

La información publicada en Transparencia no especifica cuántas multas fueron impuestas por violaciones a los reglamentos de Zonificación y Usos del Suelo y de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable, mismos que sí consideran las afectaciones al ambiente por polvos contaminantes.