VIDEO: Cumplir con la sociedad y cuidar a la familia, la doble tarea de una madre policía

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Mario Alberto Palacios

lunes 10 mayo 2021 - 09:51 a. m.

MONTERREY, Nuevo León.- Cada día que sale de casa Arisveth Viridiana Tapia Betancourt se encomienda a Dios y les dice a sus hijos que los quiere y que se porten bien.

Así lo ha hecho en los pasados siete años en los que se ha desempeñado como policía uniformada, y así espera hacerlo por mucho más tiempo.

Consciente de la responsabilidad de su papel como madre de familia, su labor diaria como elemento de la Secretaría de Seguridad y Vialidad la desempeña con la más rigurosa precaución, ante el riesgo que implica su profesión.

Todos los días me encomiendo a Dios y hablo con mis hijos y me despido de ellos dándoles consejos de que se porten bien

La policía tercero ingresó en el 2014 a la corporación, ya cuando el mayor de sus hijos tenía apenas 13 años de edad y su segunda hija solo ocho.

Ahora, con dos pequeñitas más de cinco y un año de edad, hace milagros para combinar sus horarios variados en la fuerza policial con su papel de madre de familia y la carga de responsabilidades que ello implica.

Tapia Betancourt comenta que su familia la apoya, comprende y acepta su vocación por servir a la comunidad como policía, y orgullosos todos ellos, la respaldan no sin antes recomendarle siempre que se cuide.

Mis hijos me apoyan y más el mayor, quién sabe cuáles son los riesgos de esta profesión. Y me siento feliz. También hago mi mejor esfuerzo por cuidarme

Arisveth Viridiana Tapia Betancourt

Policía de Monterrey

Dice que el ser parte de una corporación que brinda seguridad y protección a la ciudadanía, aún y cuando muchas veces el policía es criticado o rechazado, mal visto pues, ha sido un logró personal de superación, ya que tomó la decisión de ser uniformada cuando ya tenía una familia formada, a diferencia de muchas compañeras que se enrolaron jóvenes y solteras.

La policía Arisveth Tapia comenta que en su desempeño diario, además de servir y proteger como reza el lema de la corporación, está el trato con las personas, seres humanos cada uno con sus problemas, necesidades y conflictos, algunos sin resolver.

Sin embargo, además del manejo táctico de armas y uso de la fuerza en caso de ser necesario, Tapia Betancourt también tiene un don, el poder escuchar y ayudar a sus semejantes más allá de las obligaciones y responsabilidades de su profesión.

Este reportero fue testigo cuando la oficial dialogó con un hombre en la Alameda Mariano Escobedo, quien atribulado y bañado en lágrimas le relataba sobre el abandono de su familia y la pérdida de su empleo recientemente.

La madre de familia, policía, pero sobre todo el ser humano que es, lo convenció de evitar suicidarse y buscar soluciones a sus problemas sin necesidad de hacerse dañó.

Agradecido, el ciudadano se retiró bendiciendo y deseándole larga vida a Arisveth Viridiana.

Los ángeles también visten de azul, portan arma y usan chalecos antibalas.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?