Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

NUEVO LEÓN.- El secretario general de Gobierno de Nuevo León, Manuel González Flores, dijo ante diputados locales que mantiene su intención de requisar las rutas de transporte urbano, para lo cual pidió apoyo en la aprobación de deuda por cuatro mil 910 millones de pesos para llevar a cabo la medida.

En rueda de prensa, señaló que durante el encuentro privado se presentó a legisladores el esquema técnico y financiero para estatizar el transporte urbano local y adquirir las más de cuatro mil unidades que prestan servicio en el área metropolitana.

Señaló que hay un techo financiero de seis mil millones de pesos, por lo que hay remanente para proceder a esta requisa, mediante la publicación del decreto respectivo para definir rutas y unidades a adquirir.

Nos vamos a sentar con cada uno de ellos, pero el procedimiento requisa es el más sencillo, burocrática y administrativamente, porque nos lleva a un avalúo, practicado en no más de 90 días, y una decisión llevada en no más de 120 días
Manuel González

Para proceder y adoptar la requisa, “requerimos la autorización del Congreso, eso es en cuanto al procedimiento financiero.

“En cuanto al técnico, es hacer lo que por sentido común se haría, lo primero es contratar a profesionales del ramo que puedan indicarnos el trabajo a llevar a cabo durante la transición, ubicando con reglas muy básicas, ubicando los camiones que no se adquirirían”, enfatizó el secretario general de Gobierno en Nuevo León.

Asimismo, valuar las unidades a adquirir, ver bienes inmuebles y respetar derechos laborales de trabajadores transportistas, “no es violentar en ningún momento, nada de esto, es simple y sencillamente hacerlo, acompañando a los señores empresarios del transporte, pero vigilando que esto se haga en completo orden.

“Esto es un acto de autoridad, un acto de gobierno, que marca rumbo y que pone en claro las cosas, no hay duda de que la tarifa no va a aumentar y no podrá revisarse hasta que no haya Consejo otra vez”, subrayó González Flores.

A su vez, el secretario de Desarrollo Sustentable estatal, Manuel Vital Couturier, sostuvo que la requisa es viable financiera y administrativamente, tal como se dio en Londres, Inglaterra, de forma exitosa, al asumirse el control ante una crisis por aumento de tarifas de transporte.

En tanto, el tesorero estatal, Carlos Garza aseguró que los cuatro mil 910 millones de pesos para financiar la medida serían en función de los topes en la materia a través del nuevo Instituto del Transporte que se plantea en la nueva Ley de Movilidad estatal.

A la reunión asistieron legisladores locales de los partidos Morena, Movimiento Ciudadano, Revolucionario Institucional (PRI), del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México, mientras que los diputados de Nueva Alianza y Encuentro Social y de Acción Nacional (PAN) no asistieron.