Foto: Debate
Foto: Debate
Tags:

NUEVO LEÓN.- En la Gran Logia de Nuevo León desconocen al hombre que este jueves atacó sus instalaciones y procederán legalmente, declaró el Maestro Masón de la Logia Constancia Número 2, Alberto Pérez Unzueta.

El doctor e investigador, que pertenece a la Gran Logia de Nuevo León, señaló que tras el desagradable evento en donde un hombre identificado como Bernardino Arellano Almaraz, prendió fuego en la fachada del edificio y rompió las puertas de cristal, han encontrado que éste tiene problemas mentales y antecedentes de violencia.

“Es una persona con problemas mentales muy fuertes; ya tiene muchos antecedentes de violencia familiar, de violencia contra la autoridad. Ha sido arrestado anteriormente por golpear a policías.

“Entonces es un caso que nosotros lo estamos viendo como una persona con problemas de salud mental, más que un ataque a la institución. De hecho no hay ningún fundamento para que se nos haya atacado de esa manera”, comentó Pérez Unzueta.

En un vídeo publicado por el propio Bernardino Arellano Almaraz, aseguró que el ex rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Jesús Ancer y una mujer a la que identifica como Ana Cecilia Diego Benavides, son parte de una red de prostitución infantil, asegurando además que él y una joven mujer están “embarazados”.

El Maestro Masón de la Logia Constancia Número 2 de la Gran Logia de Nuevo León aseguró que Ancer es un reconocido médico en el estado y ex rector de la UANL, que ha hecho grandes cosas en beneficio a la población y de la universidad, pero que no hay antecedentes de que pertenezca a la asociación masónica, “no tenemos ningún registro histórico que nos diga que él haya pertenecido”.

Desconocen también a Ana Cecilia Diego Benavides, aseveró, y agregó que seguramente las afirmaciones del atacante al edificio son derivadas de lo que algunos médicos de la Logia han descrito como “problemas psicológicos fuertes, de paranoia, de delirios de persecución y ansiedad”.

Alberto Pérez Unzueta consideró que fue un ataque aleatorio de una persona que tiene problemas de salud y está en libertad.

Recordó que en alguna ocasión el atacante había sido detenido por golpear a un policía, mientras estaba disfrazado de un personaje de la película El Señor de los Anillos.

“Tomó ese personaje, entonces muy posiblemente sea una persona no real, creada por él mismo, en su paranoia”, dijo.

Según archivos periodísticos, Bernardino Arellano Almaraz fue detenido en noviembre de 2005 por la policía de regia, debido a que atacó a un policía con una espada de El Señor de los Anillos.

El integrante de la Logia Constancia Número 2 comentó que sí procederán legalmente en contra del agresor al edificio y que las autoridades ya tomaron conocimiento de los hechos.

“Ya todos tomaron conocimiento del hecho, y nosotros vamos a proceder con las demandas que sean, que den a lugar, y todo lo vamos a dejar en manos de las autoridades”, detalló.

No hubo lesionados durante el ataque porque el trabajador que estaba en el interior del inmueble no enfrentó al agresor y llamó a los cuerpos de auxilio y seguridad, aunque sí consideran el daño al edificio.

“No hubo ningún herido. Los daños materiales están ahí, no son considerables pero sí es un daño al patrimonio que no debió haber pasado.

“Nosotros estamos muy tranquilos, todos estamos conscientes de que pues fue algo que no es originado en contra de la institución, es parte de un cuadro mental de una persona y le deseamos que realmente pueda recibir un tratamiento y que se cure para bien de todos, para bien de la sociedad”.

En otro vídeo que circula en las redes sociales, Bernardino Arellano Almaraz asegura que lo miembros de la Gran Logia lo hipnotizan, que es “un ser marcado o un ser velado”.

Afirma que todos estamos siendo controlados a través de medios electrónicos y que durante la fase de sueño somos hipnotizados.