Foto: Posta.
Foto: Posta.
Tags:

NUEVO LEÓN.- El Municipio de Monterrey, a través de la Secretaría de Servicios Públicos continúa con los trabajos de desazolve de drenajes pluviales y rejillas en las zonas más conflictivas.

En la última semana 38 parrillas y ocho boca-tormentas fueron intervenidas con el hidrojet se recolectaron 16.5 toneladas de azolve.

Las labores de la maquinaria especializada se centraron en la zona Sur, que según el Atlas de riesgo municipal es una de las más vulnerables a afectaciones hidrometeorológicas, ya que existen más de mil predios en peligro de inundación.

El titular de la dependencia, Marcelo Segovia, hizo un llamado a la conciencia ciudadana para evitar tirar basura en las calles.

“Hay muchas colonias que tienen la vieja costumbre de sacar los cacharros a la vía pública y cuando llueve y si existe pendiente más fácil que los arrastre el agua y tapen los drenajes pluviales” afirmó.