Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados. Isaias 43:19

El cambio es una de las cosas más difíciles para las personas; sin embargo, el cambio es inevitable. De hecho, Mark Twain dijo una vez: "La única persona a la que le gusta el cambio es un bebé mojado".

Una razón por la que a la gente no le gusta el cambio es porque se sienten cómodos con el lugar en el que se encuentran en la vida. Se acostumbran a sus amigos, al trabajo o al lugar donde viven. E incluso si no es perfecto, lo aceptan simplemente porque es familiar. Sin embargo, cuando no estamos dispuestos a cambiar, nos atascamos en la vida aferrándonos a lo que Dios hizo en el pasado en lugar de crecer y avanzar hacia lo que Dios quiere hacer en el futuro.

Hoy, te animo a que estés abierto a las nuevas cosas que Dios tiene para ti. Siempre recuerda que solo porque Dios te haya bendecido donde estás no significa que puedas sentarte y quedarte allí. Dios quiere hacer algo nuevo en ti y por ti. Él quiere verte crecer, prosperar y florecer. Prepárate y mantén tu corazón enfocado en él. ¡Abraza el cambio y ve la bendición que Dios tiene para ti !!