¿Neta? Pues sí y trataremos de argumentar por qué de esta conclusión recordando el sketch de John Francis Bongiovi Jr. En el que convence convenientemente a fuerza que su grupo de rock se llame Bon Jovi y que su primer disco, tenga el mismo nombre.

El músico se parodia a sí mismo en una divertida escena donde deja claro que, él es el centro del universo, la estrella, el dios musical, la voz, el credor, el escritor, arreglista, la figura y que no hay más.

Lo comentamos en la semana y varios llegamos a la misma conclusión sobre el Movimiento de Regeneración Nacional y Andrés Manuel López Obrador. La premisa en la mesa fue. ¿Qué pasaría si de pronto AMLO deja Morena e inventa una nueva nomenclatura de partido?

Quién literalmente se quedaría en Morena. No exageramos si concluimos que la mayoría se iría con él, pues la organización aun no cuaja como “partido institucional” y que, en todo caso el movimiento uni personal es de conyuntura.

Este es -sin duda- un caso de excepción, pues en la historia de la nación no habíamos vivido algo así; ni con Juárez, ni con Hidalgo, ni con Díaz, ni con Madero, ni con Calles, o con El Tata. Ellos fueron figura de movimientos, pero atrás existía un andamiaje que los soportaba.

Aquí la realidad es diferente. Hay que ver las mañaneras y la manera en que se conducen los poderes de la nación. El ejecutivo, el legislativo, el judicial y por ahora, a empellones, el ejército para concluir que la verdad de AMLO es absoluta y piramidal.

Por eso es que el partido funciona sin estructuras sólidas y si finalmente se resuelven las diferencias de sus tribus, veremos en todo caso, la fundación final de una ola, una cresta que conduce el Presidente.

1.- En la idiosincracia mexicana tener un líder de esa naturaleza tiene sus ventajas, pero también sus riesgos, pues la concentración es tal, que en la ausencia, no tenemos claro qué pasaría.

Nos referimos a que AMLO puede mutar nuevamente, así como lo hizo del PRI al Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, al PRD y Morena. ¿A dónde? Eso imposible de imaginar, pero que el mismo mandatario lo puso como factible si no se portan bien y en unidad sus células, claro que así lo han entendido todos.

1.- Que tiene algunos pilares el movimiento, claro que sí. Ricardo Monreal, Martí Batres, Mario Delgado, Yeidckol Polevnsky, Bartha Luján, pero estoy cierto que de suceder una migración, los anotados serían los primeros en seguir al jefe líder de la manada.

Esta es la encrucijada de estos días en un contexto en el que la dirigencia marcó línea para que haya encuestas sobre el futuro, en tanto que el consejo juega a cambiar las reglas a su favor.

Quien va ganar este asunto, entre Bertha y Yeidckol, no sabemos lo que si nos parece muy interesante, es que Mario Delgado se mantenga al margen, inteligentemente como un tercero en concordia.

Posdata: ¿Y los otros partidos de quien son? El PT es de Beto Anaya con apoyo de Raúl Salinas, el MC de Dante Delgado, la Redes Sociales de Elba Esther Gordillo, el PES de Hugo Eric Flores y su “clicla” de pastores, el PVEM de Jorge Emilio González Martínez.

México Libre de Felipe Calderón, el PRD de Miguel Ángel Mancera, el PAN de una fracción de la derecha donde alta influencia tiene la Iglesia Católica y el PRI del Grupo Atlacomulco.

Luego por qué nos va, como nos va…

Lo mejor de cada casa…

No obstante que para muchos el calor en el Congreso de Tamaulipas, no será más que ruido y pocas nueces, por supuesto que será entretenido ver como el PRI y el PAN hacen equipo local versus Morena.

Yahleel-Gerardo versus Canturosas, es lo que se antoja recurrente. Aquí hemos dicho que existe la sospecha de que Acción Nacional sume a los 3 diputados del PRI, al MC y a varios de Morena, para tener mayoría calificada cuando así se requiera.

Vamos a ver si como se asegura, Gerardo Peña Flores es más explendido que los anteriores titulares de la Jucopu. Especialmete porque lo que definirán en el futuro de Tamaulipas y el próximo periodo de gobierno local requiere de todas las fichas acomodadas a su favor.

Por lo pronto los que la gozarán son los amigos de la fuente. Ojalá les pongan una fuente de sodas, palomitas y pon pons, para hacer la diversión más llevadera.

OTROSI: Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos tiene la oportunidad histórica de legitimar su posición en fdefensa de los más desvalidos, por encima de su tragedia famuliar, y del mismísimo poder emanado del gobierno federal.

18 pendientes… Correo: jeleazarmedia@gmail.com

Twitter.- @eldebateequis