La construcción de una candidatura independiente pensando en enfrentar a López Obrador puede terminar por ser contraproducente. Andrés Manuel es en buena medida resultado de la situación del país, es una reacción y una manifestación.

Es un personaje que aprovecha las adversidades y enconos de la sociedad, particularmente de un sector cada vez más amplio de la clase media, y señaladamente de los sectores populares de buena parte del centro y sur del país.

López Obrador también ha pasado por el proceso de desgaste, pero estando las cosas como están puede repuntar y ser opción. A esto sumemos que lleva casi 18 años como candidato y que está todo el tiempo a la vista; no hay día en que no se le vea en televisión abierta, la cual tiene una audiencia potencial de 60 millones de personas.

El peso y la influencia de las redes son evidentes, pero falta para que sean una alternativa real de comunicación en un país con al menos 50 millones de pobres. La gran exposición de los políticos para el grueso de la población está en la televisión abierta; las redes cumplen, cuando menos por ahora, otras importantes funciones. López Obrador se ha dado cuenta de ello y usa lo que durante un buen tiempo criticó.

La cancha pareja a la que un grupo de personajes apela para las candidaturas independientes está basada en la lógica de lo que vivimos. Los partidos políticos si bien son el eje de la democracia cada vez representan menos las aspiraciones y las ideas de los votantes.

Los independientes, con todo y que en algunos casos eran integrantes de partidos políticos, se han convertido en una opción en diversas democracias debido a que se les ve fuera de un sistema, que para los ciudadanos está al menos tocado.

“El Bronco” es un caso que suma contradicciones. Quería ser diputado del PRI y al no lograrlo buscó otros caminos que lo llevaron a una candidatura independiente en un estado en donde si algo prevalecía era el hartazgo hacia los institutos políticos y el Ejecutivo neoleonés.

Muchos políticos que no sean electos en sus partidos van a querer tomar la vía independiente, lo que puede llevar a que se pierda el sentido de que los ciudadanos sin partido participen. La cancha pareja es necesaria pero no basta con aplanarla, se requiere de cambios constitucionales y reglas claras.

[-] RESQUICIOS. Así nos lo dijeron ayer:

Cemeí Verdía es un gran líder de las autodefensas. Debe estar libre a finales de octubre; de 5 cargos en su contra hemos resuelto tres y los dos que faltan vamos a ganarlos: Ignacio Mendoza, abogado.

solorzano52mx@yahoo.com.mx
Twitter: @JavierSolorzano