Nunca las guerras intestinas han rendido buenos frutos, hoy MORENA en Tamaulipas, pasa una prueba de fuego, que la puede catapultar hasta la real posibilidad de no dejar una sola curul de mayoría al Partido Acción Nacional o al inaceptable escenario de perder la oportunidad de controlar el Congreso de Tamaulipas.

En efecto, el exceso de confianza que hizo que casi 400 aspirantes se registraran para competir en una interna, se convirtió en desconfianza por la rapidez con la que desecharon a casi todos los externos, para sembrar en las ternas mayoría de afiliados al partido en Tamaulipas.

Sin embargo es menester aclarar que en las izquierdas de México se permiten los disensos, mismos que se hacen públicos sin ambages y que en ocasiones hasta resultan chuscos.

El cambio de Delegado en pleno proceso de registro, hizo que muchos anticiparan el enfrentamiento, la llegada de un operador político de nivel, Alejandro Rojas, puso a temblar a la directiva formal y de tan nerviosos terminaron operando en dos frentes diferentes, el de la apertura y el de la cerrazón, no es necesario explicar quién está detrás de cada corriente.

La batalla mediática la va ganando la apertura, mientras en la dirigencia nacional de Morena, permanecen callados, como ausentes, como que no les importa nada, a pesar de que las encuestas y los sondeos, anticipan un triunfo arrollador de MORENA en Tamaulipas.

El escenario terso acabó, cuando los inconformes se fueron por la vía legal para tumbar la decisión cupular, antes, las elecciones se judicializaban al término de la elección constitucional, hoy por primera vez en la historia de Tamaulipas, serán los tribunales federales electorales, los que determinen si se actuó conforme a derecho o se prestó el partido para rasurar las listas y no dar cabida a ciertos personajes de probada capacidad electoral.

No tienen la culpa quienes se registraron, desde el año pasado, después del triunfo electoral de MORENA por la Presidencia de la República, ellos mismos abrieron las puertas a cualquiera que quisiera participar, invitando incluso a miembros de otros partidos.

Sin embargo, la publicación de las listas de aspirantes, minimizada a 1 o 4 aspirantes por distrito, deja mucho que desear, pues si fueron 400 registros entre 22 distritos, todos esperaban que las encuestas tomaran en cuenta cuando menos a 9 por cada uno de ellos, entre internos y externos.

A raíz de la publicación de los favorecidos, comenzaron las protestas, dicha lista fue conocida a media noche del domingo 24 de febrero y para mediodía del lunes, las expresiones subieron de color, pero sin rasgarse las vestiduras, pues desde el principio de la inconformidad se habló de los recursos de impugnación.

Y en eso están.

Preocupante que se hable de cercanía con el Gobierno de Tamaulipas de parte de la dirigencia nacional de MORENA, pues en efecto a Yeidckol Polenvsky, no se le han escuchado reclamos al gobierno estatal actual, vamos ni siquiera ha pisado tierras tamaulipecas, desde que ganó AMLO.

Pero todo tiene un fondo y para llegar a él, solo basta escudriñar en el círculo cercano de cada quien, la influencia que tienen sobre Yeidckol tanto Rene Bejarano como Dolores Padierna, no es desconocida por nadie, y si a eso le agregamos que el operador de Bejarano y Padierna en Tamaulipas es Faustino López que a su vez es el suplente del Senador Américo Villarreal, como que entonces las cosas raras comienzan a tener sentido.

Basta con saber que Faustino está comisionado en la subsecretaría de Salud, bajo las órdenes del Dr. Alejandro García Barrientos, lo cual no tendría nada de raro, a no ser porque la esposa del Dr. García Barrientos, despacha en la oficina de Asesores del Secretario General del Gobierno panista, Don Truco Cesar Verástegüi. Este es el tema que hace mal pensar a muchos y que le adjudican el truco al Truco.

La Presidente Nacional de MORENA, puede alegar inocencia o desconocimiento, pero si se atreviera a enfrentar al gobierno de Cabeza de Vaca tal vez se le consideraría, permanecer apática ante el mal gobierno en Tamaulipas, fortalece la idea de algún tipo de negociación en los oscurito.

A Tamaulipas este año han llegado dos figuras que se han convertido en centro de atención, primero la Lic. Susana Prieto Terrazas, asesorando a los obreros en Matamoros, después el Lic. Alejandro Rojas Díaz Durán, operando políticamente para MORENA y sumando adeptos de uno y otro lado.

Estas dos figuras son sumamente mediáticas, pero no por los medios tradicionales, sino por las redes sociales, si los dejan trabajar, seguramente con su influencia, MORENA arrasará en las urnas, pues la inconformidad de ambos, es de ese tipo DE ARRASTRE.

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com                       ...

optimusinformativo@gmail.com