En las primeras 7 semanas que lleva este 2019, el rumbo del país parece cada vez más complicado y adverso. A continuación les digo, a mi parecer, el por qué…

La ridícula guerra emprendida en contra del huachicoleo, en la que la flamante “estrategia” del gobierno federal fue, cerrar los ductos que abastecen a estados como Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes, Estado de México, Ciudad de México, entre otros. Entidades, por cierto, que forman parte importante del motor de la economía en el país, y que cuyo saldo, al momento, es el desabasto de combustible en las gasolineras y por ende, la pérdida y la baja en el rendimiento económico.

La compra de 671 pipas, equivalente a 1,700 millones de pesos y ¡SIN LICITACIÓN!
En una entrevista, la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, aceptó su desconocimiento sobre la ubicación de las pipas o la fecha en la que llegarían a México, provenientes de Estados Unidos.
La titular de la SENER, argumentó que: “Pemex, con Pemex, Pemex es el que está viendo la logística... Las pipas son de ellos”.

Los plantones de un grupo de supuestos “maestros” en Michoacán, quienes para hacer valer sus demandas, mantienen bloqueadas las vías férreas en la entidad y reclaman al gobierno la falta de pago de algunos adeudos. Sin embargo, estos bloqueos ya han causado pérdidas superiores al monto demandado. Los líderes empresariales de la región calculan en más de 1,000 millones de pesos diarios. Mientras que el gobierno federal, olvidando que, las férreas, son vías de comunicación federales, se lavan las manos argumentando que “el problema es del gobernador”.

Por último, el recorte del 50% del presupuesto para las guarderías y estancias infantiles. Un programa que atendía aproximadamente 315,000 niños y que estaba destinado a madres o padres solteros, provocando una importante pérdida de fuentes de empleo y dejando sin trabajo a cientos de personas del sector, sin olvidar la afectación laboral que sufrirán las jefas y jefes de familia, quienes ya no podrán contar con el servicio.

La situación de México cada vez es más complicada y no hay nadie que realmente vea por nosotros.
Me preocupa que los partidos de oposición estén callados y sumisos.; que los líderes sociales estén escondidos, que el gobierno actual no dé la cara y que le dejan toda la responsabilidad a AMLO.

Y mientras tanto… ¿El futuro de México qué?