La senda de los justos se asemeja a los primeros albores de la aurora: su esplendor va en aumento hasta que el día alcanza su plenitud. Proverbios 4:18

A menudo, las personas tienden a estar envueltas y ocupadas con cosas que realmente no importan en la eternidad. Es fácil que tu carrera te consuma y te concentres en tus objetivos. Es bueno trabajar duro, pero también tienes que aprender a jugar duro para que puedas mantener el equilibrio. Escuché a alguien decir: "No es que la vida sea tan corta, es que esperamos tanto tiempo para comenzar a vivir". Si queremos disfrutar de verdad el viaje de la vida, debemos tomarnos un tiempo para detenernos y oler las rosas.

Aprecias a la gente que amas?
Abrazas a tus hijos antes de irte cada día y le das un beso a tu pareja?
Cuándo fue la última vez que llamaste a tus padres para decirles cuánto los amas?

Así es como podemos disfrutar del viaje.

Si está decidido a disfrutar el viaje de la vida, vive sin arrepentimientos. Verás cómo tu camino brilla más y más cada día y, al final, podrás decir: "Aproveché al máximo mi vida. Disfruté a mi familia. Disfruté a mis amigos. Terminé el curso con alegría. "