Todo el tema del COVID19 está absolutamente politizado, este bicho enano o más bien “NanoBitch” está haciendo más estragos en la mente que en los pulmones lo cual queda demostrado con los sucesos mundiales, internacionales, nacionales, estatales y municipales.

La sintomatología está a la vista de todos, exacerba los ánimos, destruye las neuronas, fomenta la mitomanía y también la cleptomanía, divide por corrientes y enfrenta las ideologías, pero lamentablemente nadie está estudiando estos síntomas, todos los científicos están investigando únicamente, los que tienen que ver con el interior del cuerpo humano sin tocar la parte superior, donde creo en lo personal, que hace más daño.

Pedro Sánchez Pérez del Partido Socialista Obrero Español, ha tenido que soportar desde el inicio de su gobierno apenas en Enero del 2020, el peso absoluto de la Pandemia, todavía se escuchaba el sonido de las copas de celebración por el triunfo de la coalición izquierdista con Unidas Podemos, cuando la llegada del Coronavirus a la Península Ibérica dio la oportunidad de oro a la oposición de derecha para desacreditar todo lo que hacía el nuevo gobierno para enfrentarla. A pesar del esfuerzo no lo han tumbado.

En Inglaterra Boris Johnson, quien apenas tomó el cargo de Primer Ministro en julio del 2019, enfrentó primero la llegada de la Pandemia al Reino Unido con gran tranquilidad, se negó a la cuarentena en su país y al uso de cubre bocas, mientras del linchamiento a su figura se encargaba la prensa, pues la decisión de quien es el Líder, le corresponde a la Reina. A pesar de haber sido hospitalizado por COVID19, no lo han tumbado.

Italia con un nuevo gobierno desde septiembre del 2019, fundamentado también como en España en una coalición que trata de impedir el acceso de la derecha al poder, se enfrentó sin éxito al Nano Virus, el cual curiosamente entró al país por la zona menos poblada del mismo, Giuseppe Conte el nuevo primer ministro ha soportado la andanada mediática de la derecha. A pesar del esfuerzo, no lo han tumbado.

En los Estados Unidos las críticas al gobierno llevan más de 4 años, Donald Trump apenas buscará la reelección en noviembre de este año, pero el Coronavirus parece convertirse en una gran piedra en el camino, su contrincante ya definido Joe Biden, en este mes de mayo ya lo supera en las encuestas de popularidad y sin hacer campaña, basado solo en las críticas de la prensa a la actitud del actual Presidente, pero aún no lo han tumbado.

En México la errática posición del gobierno de Andrés Manuel López Obrador con respecto al COVID19 lo llevó a tocar fondo en las mediciones de popularidad, al igual que en Europa los ataques mediáticos de la derecha pretendieron minarlo, con la diferencia de que acá fueron iniciados desde mucho antes de la Pandemia logrando el objetivo de bajar sus índices de popularidad de los altos sesentas a los altos cuarentas. En plena Pandemia sucumbió al 50 por ciento de aceptación, sin embargo aún no lo han tumbado.

Un caso excepcional es el de Tamaulipas, acá el miedo no se acentúa en el virus, sino en el gobernador de ellos, la prueba está en que es el único que ha capitalizado la caída en las encuestas del Presidente de la República, los puntos que ha perdido AMLO en aceptación de su gobierno, todos se han ido a incrementar la aceptación del gobierno de Cabeza en los últimos dos meses. Caso curioso que no sucede en Nuevo León, por ejemplo.

A nivel municipal en el estado de Tamaulipas las cosas no quedan del todo claras, la discrepancia con los números nacionales del COVID19 son ya abismales, sin embargo, a pesar de la evidencia clara de la manipulación de la estrategia, nada se hace para cuestionarla. Para aportar algunos datos interesantes de la fuente oficial de Gob Tam, haremos unas consideraciones necesarias.

Esto no pretende más que informar, así que espero que no lean los datos con intención política, pues nada me mueve ni me motiva para ello, la verdad está a la vista de todos y cualquiera tiene acceso.

Según Wikipedia con datos al 2019; Reynosa tiene 630 mil habitantes, Matamoros tiene 462 mil, Nuevo Laredo tiene 405 mil, la capital Victoria tiene 346 mil habitantes, Tampico tiene 314 mil, Madero tiene 209 mil, ante estas cifras no oficiales, tenemos que contrastar las sí oficiales de la aplicación del estudio del COVID19 en la App de Gob Tam.

Total de pruebas realizadas en Tamaulipas, entre Descartados, en Investigación y Positivos a COVID19; Victoria 952 pruebas, Matamoros 664 pruebas, Reynosa 363 pruebas, Nuevo Laredo 336, Tampico 318 pruebas, Madero 284 pruebas.

La confrontación de estos números deja en claro la intención política, Ciudad Victoria es el “Pararrayos” del estado de Tamaulipas y Matamoros y Madero representan la verdadera oposición temida.

Victoria 1 prueba cada 363 habitantes, Madero 1 prueba cada 735 habitantes, Matamoros 1 prueba cada 695 habitantes, Tampico una prueba cada 987 habitantes, Nuevo Laredo 1 prueba cada 1,205 habitantes, Reynosa 1 prueba cada 1,735 habitantes.

Ahora se entiende porque no fue la Secretaria de Salud del Estado de Tamaulipas Gloria Molina a la conferencia del Jueves del COVID 19 con el Subsecretario Hugo López Gatell, tal vez no pueda explicar a nivel nacional, EL COLOR DEL VIRUS.