Haz tu quiniela con apostamos.com.mx

Optimus

Por: Jorge A. Pérez

El discurso de Mario

domingo 22 agosto 2021 - 11:52 am

El marco de la inauguración de las obras para el Paseo de Las Américas fue el escenario apropiado para que el Presidente Municipal de Matamoros

El marco de la inauguración de las obras para el Paseo de Las Américas fue el escenario apropiado para que el Presidente Municipal de Matamoros, Mario López Hernández, mandara un mensaje de unidad en torno a la Patria: “No dividamos la nación, no nos conviene”.

Su tono mesurado al hablar permitió la lectura de muchos símbolos de la comunicación efectiva, aunque también la interpretación sobre a quienes iba dirigido, ahí estaba la sociedad de Matamoros atestiguando una obra largamente acariciada, muy deseada por quienes queremos un nuevo rostro de la ciudad.

“Estamos trabajando para una sola patria, que se llama México y ahí es donde debemos trabajar todos en Unidad”, esta frase de su mensaje no leído, muestra a un hombre sensible que con casi 3 años ya en el gobierno municipal ha comprendido que gobernar no es fácil y que al hacerlo debe de preocuparse por quienes menos tienen.

Las criticas arrecian en  todo el país, no importa el tema, lo que importa es mostrarse inconforme con todas las decisiones gubernamentales y si para ello es necesario utilizar los avances tecnológicos, las redes sociales son el mejor conducto.

“Ya llevamos más de 200 años peleándonos y no hemos podido desarrollar la nación que todos soñamos.” Este fragmento nos muestra una visión acertada de lo que sucede actualmente, pues a pesar de los aciertos, las críticas se concentran en lo contrario, sin percatarse a veces de que todo obedece a una estrategia diseñada específicamente para el disenso.

Los depositarios del mensaje pueden ser muchos,  pero no lleva destinatario, fue tan general la pieza que muchos de los presentes se sintieron señalados, conscientes de que han aportado mucho o poco para mantener viva la llama de la inconformidad permanente

“El trabajo es la mejor herramienta para podernos sentir bien en la vida, hoy les digo, tengan la confianza, tengan esa esperanza de que vamos a cambiar Matamoros”, aquí se confirma su voluntad de servicio, algo de lo que el pueblo se ha percatado, al ver la transformación de muchas avenidas, en un trabajo constante que sin duda el triunfo electoral, ha fortalecido a unos cuantos días de llegar apenas a la mitad de su mandato constitucional.

Forzosamente se tiene que extrapolar el mensaje, las mismas críticas que se vierten por la actuación federal, se resienten a nivel local, por ello considero importante el mensaje, pues se da en un sector social acostumbrado a lanzar la piedra y esconder la mano, la política nunca ha sido sencilla de entender, pero resulta gratificante que haya voces que se tengan que leer entrelineas.

Y resulta oportuno al escuchar esas voces que nuevamente se quejan de la inmigración en nuestra ciudad, voces soterradas que incitan a la violencia, que destacan el origen de los nuevos visitantes, que cuestionan el color de la piel y las razones de su destierro, que siembran miedo, pero sin elementos de prueba, que pintan un panorama incierto, cuando lo único cierto es lo que ven los ojos.

Resulta desalentador escuchar las críticas por el regreso a clases presenciales, como también el ver las condiciones físicas de las escuelas, pero más desalentador aún, que no haya quien resuelva las fallas administrativas en el manejo de los recintos escolares federales.

Parece mentira pero todo se moderniza, excepto la educación, la participación ciudadana se concentra en la descalificación de todo, pero no en la aportación, se acabaron aquellos tiempos de las “Fuerzas Vivas” de una ciudad, hoy es la ambicion personal la que domina y el sentimiento se esconde, pues lo más importante se olvida.

La economía de Matamoros se fortalece, la industria maquiladora crece pero no hay voces locales que lo expresen, no nos cuesta nada hablar bien de la Patria y sus aciertos, de Matamoros y sus logros, de sus obreros mejor remunerados y del éxito comercial de las empresas maquiladoras, se prefiere mantener en el recuerdo y en la exposición mediática, el supuesto daño causado, algo totalmente falso.

Tan falso como el daño causado por los migrantes que vinieron de Brownsville a causa de las leyes hoy derogadas en USA, ya no tenemos un campamento parecido a un centro de detención, pero el sentimiento contra ellos persiste y poco a poco va creciendo en la ciudad.

Por ello esta parte del discurso fue la que más me gustó, “Y eso es lo que quiero que cambiemos, la forma de pensar, donde nos despojemos de soberbia, donde nos despojemos de egoísmo como seres humanos para darle al que menos tiene”, sin duda esto fue lo mejor de EL DISCURSO DE MARIO.

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

Contenido relacionado en Optimus

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?