Ya ni para que hablar de proceso electoral el USA, a todo el mundo le queda claro que hay irregularidades por montón y que esto no se va a definir hasta que se reúna el Colegio Electoral a mediados de diciembre, para que los Grandes Electores, los cuales fueron electos el pasado 3 de diciembre, decidan el sentido de su voto estatal.

Parece mentira, pero la democracia en el adalid de la derecha ha sido puesta en duda, no por quien se queja de mala praxis, sino por aquellos que se atrevieron a torcer la voluntad ciudadana.

Muchos dirán que es lo que dice Trump, pero en el análisis sereno de quienes saben de estadística, intuyen, porque no tienen pruebas, que el movimiento de los votos después del cierre de las casillas electorales, no obedece a algo normal.

Quienes sí se evidenciaron fueron las televisoras norteamericanas, desde el principio sembraron en sus notas la victoria anticipada de Biden, la operación fue muy sencilla, en cada corte anticipaban el cierre de algún estado para los Demócratas, con la plena certeza de que harían enojar a quien despacha en la Casa Blanca.

Si todo resulta tal y como ellos los anticiparon, la merma en credibilidad será menor, pero si sus anticipaciones resultan en un giro total a favor de los Republicanos, sin duda no solo perderán credibilidad, sino también clientes, pues nadie estará dispuesto a pagar para que lo engañen, recuerden que pasa con los contratos de los deportistas que delinquen.

Cierto estoy en que la mitad de los que esto lean, pensarán que estoy defendiendo a Trump y la otra mitad que estoy atacando a Biden, pero me queda claro que la verdad puede polarizar, pero algo me queda todavía más claro, que la manipulación cada día es más notoria.

Así que como falta mucho para saber el resultado final en USA, vayamos a cosas más cercanas, más tangibles y sobre todo donde la mala administración de los espacios es palpable.

¿De quien depende el Puente Internacional de Los Tomates en Matamoros? No lo sé, por una lado es gobierno del Estado quien administra los cruces mediante un Fideicomiso de esos que nadie sabe cómo opera, por otro lado, es la Aduana Federal quien recaba los impuestos que genera la operación de ese cruce internacional.

Sin embargo, en alguna de esas dos instancias debe de recaer la responsabilidad de darle mantenimiento, el cual desde hace ya varios años ha brillado por su ausencia.

Seguramente se aventarán de un lado y otro la culpa, pues parecen ciegos al ver como el sol ya acabó con la pintura, la corrosión con los metales y el agua y el viento con las luminarias.

No tarda mucho en llevarse a acabo un accidente de consecuencias, pues la imagen a simple vista de sus instalaciones demuestra que en materia de administración y mantenimiento de espacios no tienen la menor idea.

O tal vez no tengan la menor vergüenza, ya que para ellos debe de ser muy cómodo acudir a su centro de trabajo, colocarse “tapojeras” como los burros de carga y no percatarse del daño tan grande que ocasionan con su irresponsabilidad.

Pero olvidémonos de la imagen, no se fijen en la barda perimetral de los accesos al puente, imaginen nada mas como tienen los baños que ellos mismos usan.

Si de algo sirve este espacio es para señalar lo evidente, eso que todos vemos pero que nadie consigna, en los próximos días, buscaré la manera de poder tomar fotografías, corriendo el riesgo de ser intimidado o amonestado, pues por ser terreno federal, esta prohibido tomar imágenes, para que nadie vea, al menos en los medios EL MUGRERO DE LA ADUANA.

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com                       ...

optimusinformativo@gmail.com