Marcharé al frente de ti, y allanaré las montañas; haré pedazos las puertas de bronce y cortaré los cerrojos de hierro. Isaías 45:2

¿Alguna veces sientes que cada vez que intentas avanzar en algo, te topas con una barricada, o sucede algo que te desvía del rumbo?

Anímate hoy porque Dios va delante de ti! Puede que estés pasando por un momento difícil en este momento, pero no es el final. ¡Es solo el comienzo, y Dios te ha equipado para este viaje!

Sigue diciendo palabras de fe porque Dios promete ungir tu cabeza con aceite. Hará que tu copa se atrase. Eso significa que cuando lo busques, serás renovado y ungido para hacer lo que Él te ha llamado a hacer.

¿Qué necesitas hoy para seguir avanzando? Comienza por comprobar tu actitud. No vayas quejándote y concentrándote en el lado negativo de las cosas. En su lugar, pon una actitud de alabanza y acción de gracias. Dale gracias por hacer que tus lugares torcidos sean rectos