Cuando hablamos de lo que está en juego en Tamaulipas muchos piensan que son 87 años de hegemonía y hasta hacen cuentas. Eso es de manera simple, si solo consideran la mutación en el tiempo de lo que hoy conocemos como Partido Revolucionario Institucional.

1.- Hablan del Partido Nacional Revolucionario que nace en ideas en 1928 y que se funda al año siguiente; un 4 de marzo para ser más precisos. Eran los tiempos de Maximato teniendo como jefe de estado al sonorense Plutarco Elías Calles.

(Nacen además en la exigencia de la época como sectores los conocidos obrero, campesino, popular y militar. Curiosamente y en paradoja con Calderón el ejército se convierte en organización “política” con fuertes intereses en la economía, teniendo acceso a áreas como la construcción).

2.- Saltan de ahí al Partido de la Revolución Mexicana, versión del mismo sistema que se transforma en 1938 con la llegada de otro militar, el michocano Lázaro Cárdenas del Río. Una época en la que surgen instituciones como el PAN coaligado de la Unión Nacional Sinarquista y antagónico que daba voz a los santones pro religión, contrarios a los postulados de la revolución.

3.- Luego un tercer salto: Hasta 1946 para conocer al monstruo institucional que conocemos como Partido Revolucionario Institucional, bajo el poder presidencial de Manuel Ávila Camacho.

Con el mismo se concluye la etapa de los viejos revolucionarios, quienes por edad, cedían el paso a los nuevos hombres de la surgidos de las universidades y al sociedad civil. Miguel Alemán Valdés fue electo candidato del PRI a la Presidencia de la República para el periodo 1946-1952. La palabra empeñada del general Manuel Ávila Camacho había sido cumplida, citan los textos de la época:

Esa es a la historia simple a la velocidad. Así lo ven en el país la mayoría de los que se presumen enterados de lo que sucede en preeminencia por el poder. Pero si nos vamos lento, debemos considerar que en el caso de Tamaulipas hay que regresar varios años atrás .

Antes de ser PNR, PRM y PRI, Tamaulipas fue gestor, motor, fundador y ejemplo de este esquema que fue adoptado nacionalmente. En Ciudad Victoria un 15 de mayo de 1924 se fundó el Partido Socialista Fronterizo por el entonces candidato al gobierno del estado, Emilio Portes Gil, un partido que dijera tenía “francas aspiraciones socialistas”.

Fue Don Emilio un gran promotor de gremios obreros y populares. Y los estatutos fueron base importante para la conformación de los partidos de 1929, 1938 y 1946. Fue el primer partido eminentemente Revolucionario y con el mismo, hubo muchos proyectos afines, que el mayor, es el que hoy está en juego.

No son pues 87 años sino 92 años de hegemonía de un grupo que se ha transformado con el paso de los años. Diferentes etapas, distintas maneras de concebir la operación y acceso al poder. Y si hacemos el recuento es porque estoy seguro que pocos son los candidatos tamaulipecos de todos los partidos los que tienen claro este reto.

Más de uno quiere gobernar sus espacios de poder y “NPI” de lo que representa, en términos de historia, el ganar o el perder. Tengo fe en lo que va a pasar, pero me espero al día 5.

Lo mejor de cada casa...

Un dato interesante. Van 114 afectados por el dengue y en ello el gobierno de Tamaulipas, demandó nuevamente de la población apoyo para cuidar la propagación de esta enfermedad que se adiciona a la conocida como chikungunya.

Eliminar cacharros inservibles que acumulen agua, en techos y patios evitará tener criaderos del mosquito transmisor de ambas enfermedades. Tras las lluvias registradas, son tiempos de cumplir sin descuido estas recomendaciones.

Y mientras hablamos nuevamente de Reynosa donde más de 10 mil personas acudieron a una verbena popular con los candidatos Baltazar Hinojosa, Neto Robinson, Carlos Solís, Guillermo Acebo, Linda Mora y Norma González.

Y de ahí hasta Nuevo Laredo donde se libra una de las batallas más interesantes, pues es evidente que la campaña del PRI crece, pero igual que en 2015 no se sabe si el tiempo alcanzará para hacer la diferencia a favor de Héctor Canales quien en corto insiste que están empatados.

En la equina de enfrente, los amigos de Enrique Rivas afirman que van consolidados en el proyecto de dar seguimiento a la obra que encabeza hoy Carlos Canturosas.

Del cuarto piso.- Y si, claro que los grupos musicales no dan votos. Aplausos si, eso es lo que sobrará..... sufragios, veremos.

OTROSI: Ley 44 de Robert Greene y Joost Elffers. “Desarme y enfurezca con el efecto espejo”. Esta es una de las estrategias más complicadas pues convencer a los adversarios que lo que es lo que realmente es requiere de talento. Pero vale la pena intentarlo.