Se acuerdan del corrido de Rosita Elvirez, aquel que decía “Echó mano a la cintura y una pistola sacó y a la pobre de Rosita nomás tres tiros le dio” y recordarán, además, que casi a punto de fallecer… “Rosita le dijo a Irene: -No te olvides de mi nombre cuando vayas a los bailes, no desprecies a los hombres”.

Caray, de esos 1900 a la fecha han pasado muchas cosas y pues cuáles hombres, cuál entereza, cuál gallardía, bravura, gentileza, brío, galanura, garbo, gracia, prestancia, salero, apostura, donaire, ánimo, resolución de quienes mejor se esconden en “faldas y fortuna”.

Por eso decimos en Madrid este 20 del mes. Bienvenida la “Política para cobardes”. Ya sin bullyng a Xico el alcalde de Victoria, haremos el esfuerzo para estar en la llamada Madre Patria en la Cumbre Mundial de Comunicación Política, donde estamos abiertos al debate con todos, en buena lid, con tabaco, alcohol o con aguita horchata.

En la exposición habremos de hacer notar que, en la exigencia de un mundo político cada vez más agresivo, el espacio para la cobardía no es posible. Ser candidato, ganar y posteriormente hacer un buen gobierno requiere de inteligencia emocional, orden, respeto, rigor, disciplina a prueba de los demonios internos y externos.

Por el contrario, tener éxito, está probado, demanda de asertividad política, de entrenamiento, de mucho más que voluntad a medias en la evolución del proceso electorales, incluso aun antes de empezar.

Tener y potenciar los talentos, demandan de un conocimiento que deseche toda actitud timorata. Aun en los límites morales la política, el siglo 21 demanda enterrar todo asomo a ser – otra vez- mojigato, puritano, pudibundo, escrupuloso, pacato, gazmoño. No, si se quiere obtener el poder.

Decía Shakespeare que “los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez”. Por eso es qué, éste tema nos lleva analizar, la urgencia de que todos los actores de un proceso, se entrenen profesionalmente para que eliminen todo tipo de lastre, primordialmente sicológico.

Y que funden en la verdad dolorosa, proyectos audaces y sin cobardía, para lograr un destino de mayor éxito que los que tienen en mente y corazón, pues las dudas siempre serán un estorbo.

Las campañas exitosas, igualmente, deben tener conductores inteligentes. No valientes en el sentido simplista de la expresión, si no especialistas que conduzcan a los actores de un proceso, a un puerto seguro.

Así que como la ven, como que hay una nueva generación que está agazapada, acobardada y lo entendemos, 9 décadas de hacer las mismas “vainas”, como que se quedaron en modo “hámster”. Y por eso, analizar estos temas es importante, aunque ya se “que no aplauden” y que no sea profeta en mi tierra adoptiva.

Mientras y en comercial, les comento que la Cumbre de España, se realizará en las instalaciones de la Fundación Pablo VI y en la Escuela de Postgrado de la Universidad Camilo José Cela.

En el evento, como lo ha expresado Daniel Ivoskus Presidente de la Cumbre, la edición Madrid es una nueva oportunidad para que más de 250 especialistas participen de conferencias magistrales, talleres, debates, mesas redondas y ponencias abiertas en temas de todos los días y que normalmente son ignorados porque la soberbia se les atraviesa:

“Política y Nuevas Tecnologías”, “Comunicación de Gobierno”, “Comunicación de Crisis”, “Medios y Opinión Pública”, “Neuromarketing”, “Storytelling”, “Campañas Digitales”, “Mujer y Política”, “Equipos” y “Jóvenes y Política”.

De lo demás, es evidente que hoy vivimos un caso inédito donde ya lo machacamos dos veces; los partidos PRI y PAN prevalecen desarticulados al interior. Podrían avanzar más en sus objetivos de retomar el poder, pero a sus miembros les gana la avaricia individual.

Pueden echar monton, pero mejor no. “Lo caido caido” y nadie está por ahora dispuesto a hacer grandes inversiones y por eso como opositores se exhiben desangelados.

Hasta Mahatma Ghandi que era insumiso lo decía. “No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna”.

Pero no, mejor como Víctor Hugo: “Ciertos pensamientos ( y acciones) son plegarias. Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas”.

En fin, que nadie me lo va a creer, pero cuando era chavito, si fui muchas veces a la misa y aprendimos ahí que los golpes de pecho no sirven para nada.

Nostra Política: Como quiera y para que no se me agüiten, dejen les digo un secreto. Los vasos se llenan gota por gota y cuando eso pasa... las cosas se “redaman”…

18 pendientes…

Correo: jeleazarmedia@gmail.com Twitter.- @eldebateequis