Desde que supimos que en el lecho del Río Santa Catarina había sido localizado la escultura de la Virgen de Guadalupe, en el corazón de miles de nuevoleoneses se encendió la llama de la esperanza, ya que esta importante figura había desaparecido hace 10 años cuando el Huracán “Alex” se la llevó.

Quién se hubiese imaginado que otro fenómeno meteorológico la traería de vuelta, y así fue como “Hanna” la dejó a la vista. Entre tantas malas noticias, entre tanto caos este hecho sin lugar a dudas puede calificarse de esperanzador.

Así, por varios días los integrantes de la Secretaría de Servicios Públicos de Monterrey realizaban trabajos para rescatar la figura. Con mucho cuidado, por supuesto para no dañarla, ya que el Alcalde Adrián de la Garza les dio instrucciones de que las labores fueran minuciosas, para no afectar la emblemática estructura.

Los trabajadores de Servicios Públicos llevaron a cabo una labor titánica, ya que trabajaron de día y de noche para poder avanzar lo más rápido posible en el rescate de la famosa escultura. Durante esos días, decenas de nuevoleoneses acudieron al lugar para contemplar la bella imagen, algunos hasta se llevaron piedras como recuerdo y muestra de fe.

Para miles de creyentes el hallazgo de la Virgen de Guadalupe en el Río Santa Catarina fue un milagro, una señal de que la morenita no se olvida de Nuevo León. Por supuesto que en épocas tan oscuras como esta una noticia así se traduce como una luz de esperanza, de tener fe en que todo estará bien.

Durante la noche del miércoles se anunciaba que faltaban unas horas para que las labores de rescate concluyeran, por lo que decenas de creyentes se movilizaron al lugar para atestiguar las últimas maniobras, ya que querían ser parte de

Ya en la madrugada del jueves fue impresionante cómo en medio de la oscuridad del Río Santa Catarina el ambiente comenzaba a tornarse tan emotivo, ya que con alegría, cantos y plegarias, muchos esperaban ver en el aire a la Virgen de Guadalupe, alzada de una grúa que la sacaría del lecho.

Muchos no pudieron asistir al lugar, sin embargo Adrián de la Garza transmitió por sus redes sociales las labores finales para sacar del lecho la escultura de la Virgen de Guadalupe, por lo que miles a distancia pudieron ser testigos del emotivo hecho.

Fue impresionante observar los trabajos que decenas de hombres realizaron para sacar la pesada escultura, también fue impresionante ver su traslado hasta la Avenida Constitución, de donde partió para ser trasladada al lugar donde ya comienzan las acciones de reconstrucción.

A pesar de permanecer durante 10 años bajo las piedras, la estructura no se observaba dañada, lo cual causó más emoción entre los creyentes. Ciertamente esta noticia ha traído alegría a gran parte de la comunidad, y es que en momentos tan complicados no se debería cuestionar la fe, más bien, nunca se debería de cuestionar.