Lo mismo que sucede en México, sucede en USA, pero también en España y otros países europeos, la polarización de la sociedad no es un fenómeno local, es global, así que hay que preocuparnos por lo que viene, no por lo que ya pasó.

Si en USA los policías asesinan a un ciudadano de color, el país hierve, esto acá solo sería noticia si los policías de por acá asesinaran a un ciudadano blanco, pues cuando esto sucede con los morenos, que somos mayoría, (me refiero al color de la piel), más bien se toma como una acción cotidiana, y no hay causa que indigne a la mayoría.

No es necesario explicarlo, los sucesos de Jalisco, donde una albañil tuvo la osadía de circular sin tapabocas, fue suficiente para que la FBI (Fuerza Bruta Intolerante) del estado, mandara a Giovanni a purgar sus culpas en otra dimensión.

Las manifestaciones no llegarán a salir del estado de Jalisco, y las culpas se distribuirán equitativamente entre el PRI, que gobierna el municipio, el MC que gobierna el estado y MORENA que gobierna el país.

Pero en Matamoros no veremos una marcha que trate de hacerle justicia a Giovvani, porque acá en este rincón del país, nadie protesta por nada, ahí están ahora los Retenes Ilegales funcionando de noche, sin quien le tome la temperatura a los que ingresan al país procedentes de USA, pero ahí están, claro en la Álvaro Obregón no, porque está muy iluminada, pero que tal en el puente viejo, donde pocos testigos habrá.

La operación es sencilla, dos patrullas estacionadas junto a la carpa que protege del sol a los de COEPRIS, un asaltante embozado en el carril, perdón, un oficial sin uniforme y con tapabocas, en la pepena por si algo se les pasa a los fiscales, ellos operando como segundos porteros del país, en una acción a todas luces inconstitucional, pero que tuvo el aval de la ciudadanía, con una campaña sembrada exclusivamente en la envidia, porque unos pasan y otros no.

Brownsville si alcanzó a externar su Protesta por el abuso contra George Floyd, pero con orden la manifestación, sin destrozos ni desmanes. Sí, la indignación viajó desde Minneapolis hasta el rincón más sureño de la Unión Americana.

Acá, no podrá viajar de Ixtlahuacán de los Membrillos, hasta Matamoros de los “Miembrillos”, porque acá tenemos víctimas más cercanas y hasta con título de Ingeniero, que no logran trascender de Rio Bravo ni siquiera a 50 kilómetros de distancia, aunque haya testigos, aunque haya evidencia y aunque haya quedado la camioneta como coladera.

Y esto es solo un ejemplo cercano en el tiempo, porque casos hay muchos, o ¿nadie se percata que los secuestros son oficiales?, ¿que las ejecuciones son extrajudiciales? y que las extorsiones tienen patente.

Pero eso sí, para las causas perdidas están prestos hasta para ir al Gallo, sin tomar en cuenta que cada 6 años les hacen lo mismo, convocan antes de que cumplan los 2 años de cada gobierno, sea del PAN, del PRI o de MORENA, porque lo importante es mostrarse inteligente, activista y anticomunista, ante sus amigos en las redes sociales, aunque esto solo sirva para que otros negocien.

El Ringo, perro enano pariente de Snoopy, tiene más memoria que cualquiera de los inconformes de este país, cuando tenía 1 año de edad se acercó a mí mientras exhalaba una bocanada de humo, (Tengo la mala costumbre de fumar), al sentir en sus vías respiratorias el humo del tabaco, tosió con fuerza y se alejó de inmediato de mi sillón. Hoy tiene 7 años, es decir ya vivió dos sexenios y aprendió rápido, cada que ve que enciendo un cigarro, se aleja y se sienta a observarme de lejos.

Pero a pesar de las evidencias claras, habrá quien piense que el perro ha sido INDUCIDO