Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. Romanos 12:3

Una de las habilidades más grandes que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros es nuestra capacidad de creer. Si crees en la Palabra de Dios, puedes tener éxito. Si crees en la Palabra de Dios, puedes superar los errores del pasado. Si crees en la Palabra de Dios, puedes cumplir tu destino dado por Dios. Hay un poder increíble en lo que crees. ¡Lo que tu crees es mayor que tus circunstancias, mayor que tus pruebas, mayor que tu informe médico y mayor que tu cuenta bancaria! Cuando llegas a un acuerdo con Dios y crees lo que Él dice acerca de ti, entonces lo que crees reemplazará cualquier ley natural. Tengo un amigo que arranco en ceros, Hoy dirige una empresa de Fortune 500. El creía que podía hacer lo que Dios colocó en su corazón.

Hoy, alimenta esas semillas de fe al morar en Su Palabra. Cuando recibas la Palabra de Dios en tu corazón, la fe vendrá a ti. La fe crecerá y se fortalecerá en ti. ¡La fe se levantará en ti y te capacitará para tomar todas las bendiciones que Dios tiene para ti!