El tema es delicado, tanto que hasta personas cercanas, es decir familiares, se atreven a utilizar las redes sociales para proferir amenazas a los medios de información, tan solo por cubrir la nota, informar los hechos o dar a conocer el curso de las investigaciones.

Tal es el caso de María Alejandra García Moreno, quien en nuestro portal de noticias se atrevió a escribir: “Toda aquella persona que publique información sobre esta detención, será pasado por las armas sin contemplación alguna”, suponemos por su segundo apellido que es familiar del detenido.

Lo curioso del caso es que mientras estuvo libre, ninguno de sus familiares cercanos se atrevió a tanto, vamos, ni su primo el Diputado Local “Chuma” Moreno, se animó a pedirle al Gobierno de Tamaulipas que retirara la fotografía de los espectaculares que proliferaron en Reynosa, con la inmensa imagen del ya famoso “Panilo”.

Su detención era inminente, aunque muchos la imaginaron, cruenta, explosiva y escandalosa, solo lo último se cumplió, pues para los vecinos de Televisa y Walmart en Matamoros fueron horas de angustia, cuando desde antes de la medianoche del jueves, se apostaron por todas las salidas posibles, tanquetas, marinos y militares que para quienes lo vieron y lo vivieron, fue como una escena de película de guerra.

El domicilio totalmente acordonado, por increíble que parezca, no había armas ahí, solo el más buscado en Tamaulipas, por quien incluso el gobierno del estado ofrecía 2 millones de recompensa, para quien ofreciera datos para su localización.

Fue necesario pasar la madrugada en vela, pues el helicóptero pasaba muy cerca de las casas, razón por la cual el susto fue enorme, el escándalo de las alas y los rotores rompieron el silencio de la noche, y hasta el amanecer fue posible retomar la calma, pues después de cargar en uno de ellos al detenido, la tranquilidad volvió.

Los vecinos entrevistados, nunca notaron en el domicilio de la detención algún indicio de que algo sucediera dentro, no había guardias especiales, ni movimiento más que el regular de una familia, nadie vio o escuchó algo que hiciera suponer que era una casa de seguridad de algún capo del crimen organizado.

La noticia voló rápido, en cuestión de minutos se viralizó por completo y circularon profusamente las imágenes que mostraban al detenido rodeado de militares y dentro del helicóptero en el que fue trasladado apenas a las 8 de la mañana.

Su destino Cd. Victoria donde será procesado, de sus delitos se sabe poco, pero seguramente en los próximos días se ventilarán sus cargos, sin embargo deben se der muchos, ya que también es buscado por las autoridades norteamericanas.

Eso en la frontera todos lo saben, pues en las cercanías de los puentes internacionales, aparece su fotografía dentro de los 10 más buscados de la zona por las autoridades norte americanas.

Antes de pagar la cuota en el puente internacional, aparece esa manta con 10 fotografías, para que todos los conozcan y los reconozcan por si pueden aportar datos, junto al teléfono donde deben hacer la denuncia.

Tal vez por ello, cuando la imagen del detenido circuló, ya todos sabían de quien se trataba y no había que esperar el boletín especial que mencionara su detención.

Inclusive, hace unos meses, en que el gobernador de ustedes acudió a Hidalgo Texas a un evento conjunto de las fuerzas de seguridad, mientras hablaba en el micrófono, la fotografía de Petronilo Moreno Flores al fondo, parecía constatar el esfuerzo conjunto de dos naciones contra el crimen organizado.

Con tanto interés norteamericano en la persona de el “Panilo”, no dude usted que esa es LA EXTRADICION QUE VIENE.