La situación de la contaminación en la ciudad de Monterrey y su área metropolitana cada vez es más preocupante. En lo que va del año, se ha declarado en más de tres ocasiones la alerta ambiental; en el 2018 se declararon 204 días con mala calidad de aire, es decir, ¡4 días por semana!; y en el 2017 la ONU declaró a Monterrey como ¡la ciudad más contaminada de América Latina!

Tanto especialistas como organizaciones civiles han estado insistiendo al gobierno estatal y a los gobiernos municipales que tomen las medidas necesarias para que se solucione el problema de manera inmediata. Al día de hoy, el gobierno del Bronco y los alcaldes han sido sordos ante los llamados de los neoloneses.

Debido a la falta de compromiso de las autoridades, el día de ayer miles de niños y padres de familia organizaron una marcha en el centro de Monterrey denominado “Yo Respiro Monterrey”. En el movimiento se les hacía un llamado al gobierno, para que se inicien los programas para reducir los porcentajes de contaminación en el ambiente.

Es una irresponsabilidad de los gobiernos municipales y del gobierno del estado que la situación lleva años y no estén trabajando en ello. Tal parece que ya se les olvidó que están en el puesto que ostentan gracias al voto de confianza de la sociedad.

Nuevo León ha tenido malas administraciones, pero al día de hoy ¡van para atrás!. Es momento de hacerles un llamado al Bronco y a las autoridades de Monterrey y de su área metropolitana… ¡Ya basta de gobernar de acuerdo a sus propios intereses!. Vean por el futuro de la sociedad y solucionen este gran problema que termina afectando la salud de los regiomontanos.

¿¡Y el medio ambiente qué!?