Ustedes, habitantes de toda la tierra, ¡aclamen a Dios con alegría! Salmo 66:1

Hay tres cosas simples que puedes hacer cada día que te darán nueva vida a todo lo que hagas. Primero, habla las palabras de fe y victoria en voz alta. Como hijo del Dios Altísimo, debes tener audacia al declarar:

Puedo hacer todas las cosas a través de Cristo que me fortalece.Mi camino se está volviendo más y más brillante.

Luego, toma tiempo para escribir las cosas buenas que Dios hace por ti cada día. Cuando comienzas a buscar Su bondad, rápidamente descubrirás que Él está trabajando en tu vida. Por último, estar agradecido. Tómate un momento todos los días para agradecer al Señor por todo lo que ha hecho por ti. Cuando desarrollas un corazón agradecido, estás cambiando tu enfoque de cuán grandes son tus problemas vs. cuán grande es tu Dios!