—Señor, si eres tú —respondió Pedro—, mándame que vaya a ti sobre el agua.

—Ven —dijo Jesús.

Pedro bajó de la barca y caminó sobre el agua en dirección a Jesús.

Mateo 14:28-29

¿Por qué crees que Pedro quería salir del barco?

¿Por qué, de repente, pensó que podía caminar sobre el agua cuando Jesús lo llamó?

Bueno, podrías decir: "es porque vio a Jesús abrir los ojos ciegos y limpiar a los leprosos". Sí, eso es verdad. Pero los otros discípulos en el bote vieron las mismas cosas. ¿Por qué no querían salir? Creo que fue porque Pedro entendió que era su tiempo, él agitó su fe, él creía en ese momento que podía hacer lo que Dios puso en su corazón. Jesús dijo: "Pedro, ¿quieres salir de ese bote?" Él dijo: "Sí, lo quiero hacer". Jesús respondió: "Bueno, sal fuera". Nota que Jesús no dijo: "Pedro, quédate en ese bote. ¿No sabes que soy el Hijo de Dios?" No. Dijo: "Pedro, me gusta tu actitud de fe, me gusta el hecho de que crees que puedes hacer grandes cosas".

Te animo hoy a tener ese mismo tipo de audacia. ¡Comienza a creer que tu tiempo está aquí! Todos los sueños que has enterrado, esos deseos que pensaste que nunca se resolverían, es hora de comenzar a creer de nuevo.

¡Es tu hora, y es hora de salir del barco!